Bolas de bichat
5 (100%) 3 votos

Las Bolas de Bichat son cúmulos de grasa que se encuentran debajo de la zona de los pómulos y que dan estructura a la cara. Según el tamaño de estas bolsas podemos tener un rostro con apariencia más redonda, más alargada, o estilizada.

Ficha técnica

  • Duración intervención:
    30 – 45 minutos
  • Anestesia:
    Local
  • Hospitalización:
    Ambulatoria
  • Recuperación:
    4-5 días
  • Resultados:
    Definitivos a los 3 meses de la intervención
Bichectomia

La técnica que se necesita para tratar las bolas de Bichat se denomina “Bichectomía”. Se trata de un proceso de cirugía estética que puede retirar el volumen que sobra de estas bolsas para lograr un rostro más alargado y delgado y así conseguir una estructura facial más definida y equilibrada.  Por otro lado la técnica de la Bichatoplastía es diferente ya que se realiza una resección de las bolsas grasas que hacen las mejillas menos voluminosas o redondeadas.

La bichectomía una vez realizada, dura toda la vida pues, una vez retiradas las estas bolsas de grasa, no vuelven a aparecer aunque se gane peso.

1ª Consulta

  • Realización de historia clínica
  • Valoración de la zona a tratar
  • Entrega de consentimiento informado
  • Información individualizada
  • Presupuesto
  • Intervención con anestesia local y/o sedación
Técnica

Esta intervención de cirugía plástica suele ser más solicitada en personas que tienen rostros redondos y que intentan resaltar que sus pómulos sean más finos y proporcionales.

Hay que resaltar que con esta cirugía se obtienen resultados definitivos, es decir, aunque la persona operada gane peso no será necesario hacer esta intervención de nuevo. Se realizan dos incisiones internas, una en cada mejilla, en el espacio que hay entre las muelas inferiores y las superiores, no quedan marcas de las mismas por la zona.

Se suele realizar con anestesia local y sedación y los cortes van por dentro de la boca con una extensión de aproximadamente tres centímetros, por donde se extraen las bolsas de grasa. Se elimina en función de lo mucho o poco que queramos alargar el rostro.

Cuidados

Estas bolas de grasa que se encuentran debajo de las mejillas se pueden extraer para conseguir el efecto de un rostro más afilado y con los pómulos más marcados.

Para prevenir infecciones se recomienda mantener una higiene bucal previa a la intervención y también tras de la cirugía.

Además se recomienda tomar líquidos fríos durante las 24 horas posteriores a la cirugía

Se deben evitar ejercicios durante los 15 primeros días posteriores a la operación.

La zona estará inflamada los primeros 4-5 días

Es recomendable seguir una dieta semi blanda durante la primera semana y media después de la intervención para evitar infecciones en las heridas.

Cuando la inflamación desaparezca por completo, el paciente notará una cara más afilada, dónde el mentón y los pómulos estarán marcados y dando una sensación de equilibrio en el rostro.