En

En la cirugía de abdominoplastia se realiza una incisión que se extienda de una cadera a la otra y alrededor del ombligo. El cirujano plástico eliminará el exceso de piel y tensará los músculos abdominales. A veces también se combina la abdominoplastia con una mini liposucción liposucción para eliminar bolsas pequeñas de grasa del abdomen y de los flancos. Las incisiones se cierran mediante sutura quirúrgica quedando esta escondida al vestir ropa interior.

El candidato ideal para la abdominoplastia es alguien que está cerca de su peso ideal, pero tiene exceso de piel abdominal y músculos abdominales débiles, ya sea a causa del embarazo o por la pérdida de peso. 

La diferencia entre la abdominoplastia y la mini abdominoplastia es que en la abdominoplastia completa se emplea generalmente para rejuvenecer las áreas tanto por encima como por debajo del ombligo, mientras que la mini abdominoplastia  se limita a la parte inferior del abdomen por debajo del ombligo.

Sí. Aunque la técnica de abdominoplastia es la misma, en las mujeres se busca un modelado corporal diferente al del cuerpo masculino. 

En este caso tal vez sea más conveniente una liposucción y no una abdominoplastia. La abdominoplastia da mejores resultados cuando existe un exceso de piel sobrante.

El fin de una abdominoplastia no es la pérdida de peso, sino la de retirar el exceso de piel y grasa sobrantes. Los resultados se definirán en función de las características de cada caso y siempre deben mantenerse las proporciones del abdomen con el resto de cuerpo. La pérdida total de kilos tras una abdominoplastia dependerá del tejido y la grasa que sean retirados pudiendo variar de un paciente a otro.

Dependiendo del anestesista optará por sedación o anestesia general

Antes de la cirugía de abdominoplastia  se estudiará mediante una ecografía abdominal y valoración médica la existencia de diástasis rectos y/o hernias. La abdominoplastia se recomienda a menudo después del embarazo, ya que estos músculos se separan. Tras el nacimiento, estos músculos permanecen separados, haciendo imposible tener firme el abdomen a pesar de realizar ejercicio, dieta u otros medios no quirúrgicos.

No existen riesgos importantes asociados con el embarazo después de la cirugía de abdominoplastia. Por lo general, se recomienda que los pacientes que quieren realizarse una abdominoplastia esperen hasta tener hijos antes de someterse al procedimiento. Hacerlo puede ayudar a garantizar que los resultados logrados no se vean comprometidos por los cambios corporales que a menudo ocurren durante el embarazo.

No es cierto. Durante la abdomioplastia el ombligo es reubicado en su lugar y solo si es necesario, se corregirá.

Depende de la distribución de las estrías a través de la piel abdominal. Muchas estrías se pueden retirar durante una abdominoplastia, otras en cambio, permanecerán porque se encuentren localizadas más arriba de la zona manipulada.

En los pacientes obesos se recomienda, siempre que sea posible, el adelgazamiento previo antes de someterse a una abdominoplastia. En el caso de pacientes que no consiguen adelgazar y presentan un abdomen de grandes dimensiones, puede estar indicada la cirugía de reducción de estómago. Una vez el paciente pierda peso es cuand0 será aconsejable la abdominoplastia.

En muchas ocasiones, reparamos casos de hernias al mismo tiempo que se realiza la abdominoplastia reforzando la pared con malla sintéticas. Este procedimiento aumenta un poco la duración del tratamiento, pero permite corregir la hernia sin cicatrices adicionales.

Las incisiones en la abdominoplastia se realizan en la parte baja del abdomen, a menudo cerca de la región púbica, por lo que cualquier cicatrización potencial a menudo puede ocultarse en la mayoría de las prendas de vestir, incluidos trajes de baño y la mayoría de las variedades de ropa interior. 

Antes de la cirugía de abdominoplastia os realizaremos una analítica completa, una ecografía de la pared abdominal. En el caso de que el/la paciente tenga una hernia, será valorado en consulta por nuestro cirujano general.

En la cirugía de abdominnoplastia se usa anestesia general.

La cirugía de abdominoplastia es un procedimiento seguro y como en toda cirugía existen riesgos asociados.  En la abdominoplastia, el riesgo de que se produzca una infección, coágulos de sangre, seromas o diversas complicaciones en el proceso de cicatrización. 

Sí. Dependiendo del caso, tendrás que quedarte hospitalizada entre 24-48h después de haberte operado de abdominoplastia.

En el postoperatorio inmediato de  la abdominoplastia sentirás malestar general y dolor temporal. Deberás moverte con suavidad y guardando una posición de 45º. Tendrás suturas abdominales y dos drenajes para extraer líquido del abdomen. Estos drenajes se retirarán en función de su débito , generalmente en 48h. Las suturas se irán retirando por etapas en un periodo de dos semanas ya que son reabsorbibles. Andar y el uso de unas medias de compresión te ayudarán a aliviar las inflamaciones, y evitarán la formación de coágulos de sangre en las piernas tras la abdominoplastia. La mayoría de los pacientes experimentan hematomas y/o hinchazón, aunque estos síntomas deberían desaparecer en el transcurso de unas pocas semanas.

La cirugía de abdominoplastia no suele tener una recuperación muy dolorosa. El postoperatorio inmediato es algo incómodo por la posición de 45º en la que la/el paciente tiene que estar los primeros días, esto además de incómodo puede llegar a generar dolor muscular. Tendrás que tomar calmantes, antibiótico y heparina. Estará todo detallado en tu informe de alta.

La primera cura siempre se realizará en nuestra clínica por el personal de enfermería. De esta manera, podremos enseñarte correctamente el protocolo. La cura en el domicilio se realizará una vez retirados los drenajes.

Te podrá duchar con un jabón antiséptico de Clorhexidina (puedes comprarlo en Aurea Clinica) para aplicar sobre heridas quirúrgicas (herida de abdominoplastia, salida de drenajes y puntos de aproximación si los tuviese)
Secar heridas con gasas estériles y nunca con la toalla de aseo.
Poner cristalmina en la herida quirúrgica con gasas.
Poner sobre la herida tiras de Mepitel (debes comprarlas en la farmacia).
Tapar con apósitos estériles las heridas. Esta cura debe repetirse cada 48horas la primera semana. En la segunda semana, podrás ducharte a diario.

El ombligo debe curarse todos los días.

Lavar con suero fisiológico tras la ducha con el jabón.
Secar ombligo con gasas. Ten en cuenta que debe estar bien seco y limpio.
Aplicar Betadine en el obligo directamente y secar.
Introducir una bolita de Mepitel en el ombligo.
Tapar con un apósito.

La primera cura siempre se realizará en nuestra clínica por el personal de enfermería. De esta manera, podremos enseñarte correctamente el protocolo. La cura en el domicilio se realizará una vez retirados los drenajes.

Te podrsá duchar con un jabón antiséptico de Clorhexidina (puedes comprarlo en nuestra clínica) para aplicar sobre heridas quirúrgicas (herida de abdominoplastia, salida de drenajes y puntos de aproximación si los tuvieses)
Secar heridas con gasas estériles y nunca con la toalla de aseo.
Poner cristalmina en la herida quirúrgica con gasas.
Poner sobre la herida tiras de Mepitel (debe de comprarlas en la farmacia).
Tapar con apósitos estériles las heridas. Esta cura debe repetirse cada 48horas la primera semana. En la segunda semana, podrá ducharse a diario.
Dormir 45 grados decúbito supino (boca arriba).
Posición de 45º durante dos semanas.
No realizar esfuerzos durante el primer mes. Reposo relativo.
Podrás caminar para aliviar el dolor de espalda, pero no realizar deporte.
Usar faja durante 1 mes.
Usar medias de compresión durante 1 mes.
No mantener relaciones sexuales en un mes.

Entre 6 y 12 meses. Seguramente, notará etapas de mayor hinchazón que desaparecen por sí solas y períodos en los que luce más plano, paulatinamente, los días de hinchazón disminuirán y comenzará a observar los resultados en forma definitiva.

Entre 6 y 12 meses. Seguramente, notará etapas de mayor hinchazón que desaparecen por sí solas y períodos en los que luce más plano, paulatinamente, los días de hinchazón disminuirán y comenzará a observar los resultados en forma definitiva.

Publicaciones Recientes