En

Como en todas las cirugías faciales, la elevación de cejas es más recomendable, si es posible; por el uso de vendajes o impedir la exposición solar; realizar la elevación de cejas en invierno. Algunos pacientes sólo pueden realizarse la cirugía de elevación de cejas en verano. En estos casos, se le indica qué medidas tomar.

Sí, la elevación de cejas es un procedimiento que habitualmente se realiza de forma individual con anestesia local y de forma ambulatoria; o de forma combinada; con un lifting cervicofacial o blefaroplastia completa (cirugía de párpados) con anestesia local y sedación. El tipo de anestesia para llevar a cabo una cirugía de elevación de cejas lo valorará el anestesista en función de su historia clínica.

No, en el postoperatorio de elevación de cejas apenas notarás molestias. Tampoco suele salir demasiados hematomas. Es habitual tener las heridas quirúrgicas con aspecto “fruncido”. Este aspecto desaparecerá con el paso de las semanas.

Justo por encima de las mismas cejas. Podrás perder un poco de vello, pero esto es necesario para poder disimular al máximo la herida quirúrgica resultante de la elevación de cejas. A veces, las pacientes se decantan por micropigmentación de las cejas y tapar las heridas una vez están cicatrizadas.

La cirugía de elevación de cejas tiene una duración muy corta. Se tarda más en preparar los preparativos que la misma cirugía de elevaciación de cejas en sí. Durante este tiempo quirúrgico se realizan fotografías del caso, se prepara de la mesa quirúrgica, se lleva a cabo el marcado de la zona, la infiltración de anestesia local,  se pinta la zona con Betadine, se colocan los campos quirúrgicos y se realiza la técnica quirúrgica de elevación de cejas. Al finalizar la cirugía de elevación de cejas se cerrará la herida con una sutura reabsorbible y curaremos la herida.

Los cuidados generales tras una elevación de cejas, son:

  • Lavar la herida con jabón de Clorhexidina y secar con gasas estériles.
  • Mantener la zona siempre seca.
  • Aplicar protección solar una vez esté la herida curada.
  • Dormir en posición decúbito supino y la cabecera un poco inclinada.
  • Las suturas se retirarán pasadas una o dos semanas. Estas suturas son reabsorbibles. Las retiramos para que el proceso de inflamación sea menor.
  • Es normal tener hinchazón y hematomas en zonas como en la frente, mejilla y los ojos pueden ocurrir durante los primeros diez días después de la cirugía de elevación de cejas.
  • Para tratar la hinchazón aplicaremos compresas frías y mantener la cabeza elevada tanto como sea posible.
  • Los hematomas pueden ser camuflados con maquillaje.
  • El entumecimiento y picazón en el sitio de la incisión es común y desaparece con el paso del tiempo.

Las complicaciones asociadas a una elevación de cejas son menores y en ocasiones relacionadas con una manipulación incorrecta. Pueden ser la asimetría, cicatrices grandes, infección y la necesidad de cirugía adicional.

Tras una elevación de cejas no necesitas guardar reposo o dejar de trabajar. Sólo debes tener cuidado con la posible contaminación de las heridas y si tienes un trabajo en el que estés expuesto a contaminantes, tapar la herida si estás en contacto directo con el sol y no realizar esfuerzos durante la primera semana de la cirugía de elevación de cejas.

El ejercicio intenso tendrá que ser abandonado durante las dos primeras semanas tras la cirugía de elevación de cejas. Además, los pacientes tendrán que limitar la exposición al sol durante varios meses si es posible para evitar la hiperpigmentación de la herida.

Publicaciones Recientes