En

Consiste en el estiramiento y elevación del cuello y la cara hasta la zona temporal, sin incluir el lifting frontal. Con esto se consigue una mejoría en la zona de la órbita, los párpados, la papada y el surco nasogeniano.

La primera incisión se realiza detrás del mentón, justo escondido en el pequeño pliegue que se encuentra justo detrás de la barbilla. Las otras dos incisiones se ubican una detrás de cada oreja y por delante de ella en el mismo pliegue.

Para esta cirugía puede utilizarse una anestesia local combinada con sedación general. Dependiendo de las características del paciente y tiempo quirúrgico el anestesista puede optar por anestesia general.

Si. Normalmente el ingreso es de 24h.

  • Entre los posible riesgos encontramos:
  • Edemas,
  • Hematomas,
  • Infección
  • Reacciones anómalas a la anestesia
  • Lesiones en las estructuras faciales profundas o de los nervios motores de la cara.

El lifting cervicofacial es una cirugía delicada y minuciosa. Generalmente la intervención dura unas tres horas.

Tras la recuperación y el postoperatorio inmediato, notarás efectos inmediatos en el rostro, aunque los definitivos no se podrán apreciar, como mínimo, hasta pasado un mes.

Si el lifting está bien ejecutado, el rostro quedará con una apariencia totalmente natural.

No tienen que cambiar las facciones de la cara, ya que el objetivo es reposicionar las estructuras sin modificaciones grandes a nivel anatómico. Solamente si se realiza un estiramiento exagerado o repetitivo puede ser que se produzcan cambios no deseables.

La Dra. Martínez Padilla valorará tu caso en consulta para indicarte cual es el tratamiento más adecuado para tu problema. Si tienes poca flacidez, los hilos tensores para el cuello y la cara pueden solucionar este problema con buenos resultados. Sin embargo, en pacientes donde hay una mayor pronunciación de esa flacidez cutánea y distensión muscular es necesario el lifting cervicofacial para garantizar un buen resultado.

  • A veces el especialista puede poner drenajes, que se retirarán, dependiendo de la necesidad específica, normalmente en 48h.
  • Hay que empezar a lavar las heridas con jabón de clrohexidina 48h después de la cirugía si ya no tiene drenajes (o no te los pusieron). Tras el lavado, secar las heridas con gasas estériles y secador en aire frío.
  • Se deben tapar las heridas con apósitos y mepitel para que no se queden pegados directamente en el pelo o sobre heridas.
  • Los puntos serán mixtos: los reabsorbibles se caen solos; los demás se retirarán en un plazo de entre 7 y 10 días tras la cirugía.
  • Hay que usar un vendaje facial durante 1 mes.
  • Se te prescribirá la toma de antibióticos, analgésicos y corticoides durante al menos una semana.
  • Curar las heridas a diario (mirar “¿Qué curas tengo que realizarme en casa?”)
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Evitar la exposición solar intensa.
  • No se debe realizar ejercicio físico durante al menos las primeras dos o tres semanas.
  • Se debe dormir con la cabecera elevada y decúbito supino
  • (boca arriba).
  • Una vez tenga las heridas totalmente curadas, deberás usar cremas cicatrizantes o parches reductores de la cicatriz.
  • Lavar la herida con jabón de Clorhexidina y secar con gasas estériles.
  • Mantener la zona seca.
  • Aplicar protección solar una vez esté la herida curada.
  • Dormir en posición decúbito supino y la cabecera un poco inclinada.
  • Las suturas se retirarán pasadas una o dos semanas. Estas suturas son reabsorbibles. Las retiramos para que el proceso de inflamación sea menor.

Pasados unos 15 días después de la intervención puedes incorporarte a tu trabajo. Puedes utilizar maquillaje para camuflar los hematomas.

Generalmente después de dos o tres semanas la paciente puede volver a su rutina de deporte, si no es muy intenso. Si tu caso es muy  específico, debes tener especial cuidado en guardar las indicaciones que te de la Dra. Martínez Padilla en consulta.

Lo mejor es hacerlo a partir de la tercera o cuarta semana, cuando las cicatrices están totalmente curadas.

Lo principal es tener cuidado y evitar las zonas conflictivas de la operación para no quemarnos. Además, no debes utilizar el secador con aire muy caliente y aplicar fuerza cerca de las zonas intervenidas a la hora de peinarte.

Generalmente no, ya que las cicatrices suelen camuflarse en la raíz del pelo y en los pliegues naturales del rostro.

Publicaciones Recientes