En

El objetivo dela liposucción es la eliminación del exceso de grasa acumulado en determinadas zonas del cuerpo. Para ello se realizan unas pequeñas incisiones en el lugar indicado y se introducen unas cánulas que se conectan a un sistema de liposucción asistido por chorros de agua, el movimiento de la cánula  junto con el agua a presión bajo la epidermis hacen que la grasa se desprenda sin destruirla, para extraerla.

La liposucción se puede realizar cuando después de haber realizado una dieta de adelgazamiento y ejercicio físico se ha perdido peso, pero hay zonas en las que la grasa acumulada no se ha podido eliminar.

La liposucción Agualipo gracias a su técnica, resulta la liposucción menos invasiva de todas con el organismo y es por esto que se utiliza en enfermedades como la lipodistrofia  o el lipedema.

Es una téecnica liposucción menos agresiva con el organismo ya que se ayuda de agua presión. Tiene varias ventajas:

La cánula avanza suavemente sin dañar otras estructuras (canales linfáticos, vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo).
Esto reduce el dolor, la hinchazón y los hematomas. Con la técnica de liposucción Agualipo conduce se experimenta una recuperación postoperatoria más rápida.
Con la liposucción Agualipo es necesaria una infiltración de menor cantidad de líquido, y por tanto los tiempos de exposición son más cortos a diferencia de otras técnicas como la liposucción tumescente. La liposucción Agualipo tiene mayor eficacia y delicadeza con una duración óptima.
Con la pulverización de agua controlada durante la operación, el cirujano plástico  puede sentir en cualquier momento la punta de la cánula y controlar sus movimientos para asegurar la eliminación de los depósitos de adipocitos. Esto permite un modelado fino y preciso.
Debido al proceso simultáneo de enjuague y succión, el tejido corporal tiene un tiempo de exposición óptimo al agua pulverizada.
Los conectores y tubuladuras son materiales desechables, de uso único. La grasa se colecta en un sistema cerrado, lo que permite mantener la grasa en plenas facultades para su posterior infiltración si se desea.
Método de elección para tratar el Lipedema.

El candidato ideal a una liposucción es aquel o aquella con  zonas liposdistróficas que persisten a pesar de haber perdido peso mediante dieta y/o deporte. También es importante tener una piel tersa y elástica para que se adapte mejor tras la liposucción. 

Una liposucción no es una cirugía para tratar la celulitis, sino para eliminar acúmulos de grasa de zonas lipodistróficas. Pero sí es cierto que la celulitis se ve disminuida con la liposucción porque disminuye acumulación de grasa de ciertas zonas, rompemos fibrosis o mejoramos el sistema linfático.

Los primeros días tras una cirugía de liposucción puedes sentir un poco de dolor similar al de las agujetas. El postoperatorio de la liposucción no suele ser doloroso.
A veces puedes tener una pérdida de la sensibilidad temporal que recuperarás con el paso del tiempo. También es habitual en el postoperatorio de liposucción que aparezcan hematomas que se pueden tratar con Trombocid en crema.

La cicatrices de una liposucción son mínimas, suelen ser dos pequeñas cicatrices que se sitúan en el perímetro exterior
de la zona tratada. Son de 3 a 4 milímetros, por lo que al cabo del tiempo apenas son apreciables.

Por lo general no es necesario quedarse ingresado tras una cirugía de liposucción, salvo si la liposucción se realiza para eliminar grandes extensiones
de grasa, se recomienda permanecer ingresado 24 horas con el fin de controlar el postoperatorio. Si la bolsa de grasa a liposuccionar está muy
localizada y es pequeña la liposucción se realiza de forma ambulatoria y solo se debe permanecer en la clínica unas pocas horas.

Tras la cirugía de liposucción se colocará una faja, que ayudará a que el tejido se adhiera a la nueva situación.
El/la paciente se podrá duchar con un jabón de clorhexidina específico para desinfectar las heridas y sin necesidad de ayuda.

Los puntos de suturas se retirarán a los 7 días de la cirugía de liposucción.

Tendrá que tomar la medicación indicada por la Doctora, que suele ser heparina durante 10 días, antibióticos y calmantes en el caso de ser necesario.

El o la paciente deberá evitar realizar grandes esfuerzos durante la primera semana tras la liposucción.

Podrás caminar pero  no realizar deportes de impactos o saltos.
Podrás incorporarte rápidamente a tu vida laboral en una o dos semanas tras la cirugía, en función de la extensión de la zona liposucionada.

A veces, en algunos casos se indica la aplicación de la electroterapia Indiba Deep Care para recuperarse antes y movilizar el sistema linfático.

El resultado de la liposucción es inmediato, pero aunque los cambios empiezan a notarse una vez pase el primer mes,  no se observan resultados definitivos hasta pasados los 6 meses y 1 año desde la cirugía

No, Gracias a la cirugía de liposucción, la mayoría de adipocitos son liposuccionados, con lo que resulta difícil recuperar esa lipodistrofia o
acúmulo inicial. Podrás engordar en general si no sigues hábitos de vida saludable, pero no volverás a acumular la grasa en la zona ya tratada de la misma manera en la que se encontraba antes de la liposucción.

A veces, es necesaria una cirugía adicional para retensar el tejido sobrante, mediante un lifting de piernas o brazos.  En otras ocasiones es necesario realizar una liposucción en un segundo tiempo quirúrgico porque la zona sea muy amplia, o en cirugías para tratar la enfermedad del lipedema donde se realizan varias cirugía de liposucción distanciadas en el tiempo.

Publicaciones Recientes