En

La hipertrofia de los labios puede ser uni o bilateral, simétrica o asimétrica, siendo ésta la más frecuente. Aunque la etiología es desconocida, pueden atribuirse a diferentes causas; como por ejemplo: el envejecimiento natural, agentes genéticos, elementos hormonales, mujeres multíparas con parto vaginal, los piercings genitales o la inflamación local crónica. La ninfoplastia puede mejorar toda esta problemática.

Para la ninfoplastia o labioplastia, primero se anestesia la zona a operar y una vez logrado se procede a extirpar el exceso de labios. Después de coagular la zona, procedemos a suturar la herida quirúrgica. De forma habitual no todos los labios menores son iguales, por lo que idealmente se debe aplicar la técnica adecuada a cada paciente.

La cirugía de ninfoplastia no es una cirugía dolorosa. Molestará un poco la infiltración de la anestesia que irá desapareciendo conforme vaya difundiéndose en el tejido. Dura unos 60 minutos aproximadamente.

Se puede realizar con anestesia local en una Unidad de CMA o con anestesia local y sedación en el hospital. Depende de la historia clínica de la paciente y de sus necesidades. Se valorará en consulta.

No. La labioplastia es una cirugía que se puede realizar de forma ambulatoria con anestesia local o con anestesia local y sedación. Una vez finalice la cirugía y te encuentres en buen estado, puedes marcharte a casa.

La cicatriz de la ninfoplastia está a lo largo del labio mayor pero visualmente pasa muy desapercibida al quedar oculta entre pliegues naturales.

Las complicaciones son mínimas. Puede aparecer: sangrado, hematomas, infecciones y apertura o caída de los puntos de sutura. Debes hacer caso de tu especialista y hacer todas las recomendaciones que te aconsejen para evitar en su mayor medida, cualquier complicación.

  • Lavar la zona con un jabón desinfectante genital (Betadine vaginal jabonoso).
  • Secar gasas estériles y ayuda del secador con aire frío.
  • Mantener la zona seca en la medida de lo posible.
  • Los puntos son reabsorbibles. No se tienen que retirar.
  • Usar ropa interior cómoda y holgada.
  • Aplicar frío local.
  • Reposo durante 2 semanas.
  • No mantener relaciones sexuales durante 6 semanas.
  • No usar tampones durante 1 mes.
  • No realizar deporte ni esfuerzos bruscos durante 1 mes.
  • Tomarás antibióticos y algunos calmantes (recetados por el cirujano)

Sí, podrás hacer con total normalidad tus necesidades (orinar y defecar). Después de la ninfoplastia es normal que sientas molestia o escozor. Una vez finalices, debes lavarte la zona con jabón íntimo y poner una compresa suave sobre la ropa interior.

Sí, es normal una inflamación de la zona los primeros días. Tras las primeras 48-72 horas esa hinchazón va a ir disminuyendo, aunque en ocasiones puntuales puede persistir.

Debes evitar realizar deporte, ni montar en bicicleta durante al menos 6 semanas después de la ninfoplastia. Los esfuerzos pueden producir un desgarro en la herida y pueden aumentar el riesgo de infección.

Sí, podrás depilarte esperando una semana para rasurarte, o un mes para usar ceras. El láser está contraindicado por la toma de medicación.

Para evitar infección y algún problema que pueda desencadenar una infección, después de una ninfoplastia se recomienda no realizar ninguna actividad sexual entre 4 a 6 semanas. Una vez transcurra este tiempo, podrá hacer vida sexual normal.

Para la gran mayoría de las mujeres el clítoris es la estructura asociada con el placer sensorial durante el sexo. Como tal, no debe observar ninguna pérdida de sensación agradable después de la cirugía de ninfoplastia .

Sí. La cirugía de ninfoplastia mejora la apariencia e incrementa el roce; contribuyendo a conseguir una mejor respuesta sexual.

Publicaciones Recientes