Preguntas frecuentes sobre cirugía mamaria:

Cirugías de aumento de pecho con prótesis, elevación o mastopexia, reducción de pecho y lipofilling mamario (aumento de pecho con grasa autóloga )

Cirugía de Aumento de Pecho o mastopexia (elevación de mamas)

Depende del tipo de procedimiento. Es más doloroso un aumento de pecho con prótesis en un plano submuscular (por debajo del músculo pectoral mayor) que uno subglandular.
Una cirugía mamaria donde no se insertan prótesis mamarias es menos dolorosa que aquella en la que sí se insertan. Por ejemplo, el aumento de pecho con prótesis mamarias es más doloroso que un aumento de pecho con grasa autóloga (lipofilling mamario)
También influye mucho el umbral del dolor de la paciente y el estado psicológico en el que se encuentre.

Si tras tu cirugía mamaria , ya sea aumento de pecho, elevación de mamas o reducción de pecho con insercción de prótesis mamarias, llevas una banda postoperatoria, es para la sujeción e inmovilización correcta de la prótesis mamarias dentro del bolsillo mamario. Es normal que apriete y sea molesta al principio, esa sensación irá desapareciendo poco a poco.
Normalmente se viste a la paciente con banda postoperatoria cuando el plano de inserción de los implantes mamarios es submuscular (por debajo del músculo pectoral). En ocasiones aparecen rozaduras en las axilas, puedes ponerte una camiseta por debajo de la banda postoperatoria para evitarlo.

Si tras tu cirugía mamaria (aumento de pecho, mastopexia o reducción mamaria) el equipo médico no te ha colocado la banda postoperatoria es porque a veces no interesa bajar el surco demasiado o simplemente por la textura lisa de tus prótesis mamarias no requiere banda postoperatoria. Confía siempre en las indicaciones de tu Cirujana Plástica, si no te ha recomendado vestirla, es que no la necesitas.

Habitualmente tendrás que llevar la banda durante unos 15 días, que es el tiempo que tarda en cicatrizar el bolsillo mamario. Durante el seguimiento de la evolución de tu cirugía mamaria, te diremos exactamente cuándo debes retirarla. Si aún te encuentras en el periodo en el que existe prescripción médica de vestir la banda, no te la puedes quitar bajo ningún pretexto, ni para una fiesta, ni unas horas para llevar un vestido escotado. Solamente puedes quitártela para ducharte.

La colocación de drenajes después de una cirugía mamaria es para drenar restos de fluidos que pueden quedar y evitar contracturas capsulares. Es normal que los drenajes se llenen de manera asimétrica (uno muy lleno y el otro no), así como que se llenen más rápidamente cuando empiezas a moverte con normalidad. En pacientes que han sangrado un poco más durante la cirugía también se pueden colocar como prevención.

Retiraremos los drenajes cuando el llenado sea inferior a 25cc/24 horas. El personal de enfermería, te habrá indicado cómo medirlo. No pasa nada por portar los drenajes algunos días de más por cualquier circunstancia en el domicilio. Mantennos al tanto. Los drenajes deben ser retirados siempre por personal sanitario y normalmente coincidirá su retirada tras el alta en el hospital o bien días posteriores en la clínica.

La mayoría de las suturas son reabsorbibles. No es importante tener suturas durante un tiempo prolongado. Si son de color azul, las retiraremos normalmente a los 7 días. Si es de color transparente, se cortarán a los 15 días o antes si la evolución es favorable.

No mientras seas portadora de drenajes. Debes esperar un día tras retirarlos. Después de este periodo, puedes ducharte con un gel jabonoso de clorhexidina, secando bien la herida con secador en aire frío y gasas estériles (nunca con una toalla). Debes tapar la herida para evitar la contaminación. A veces te recomendaremos usar también otros productos para favorecer el proceso de curación (personalizado). Es el único momento en que puedes retirar la banda y el sujetador. No puedes lavarte la cabeza sola hasta que no te indiquemos que puedes levantar los brazos (Normalmente 15 días).

No hasta que no tenga una correcta cicatrización de la herida y no contenga nada de costras. Una vez tenga la piel sana podrá usar alguna crema que le ayude a reducir la coloración de la cicatriz y en algunos casos parches de Trofolastín. Algunas pacientes son alérgicas a este parche, por lo que deberá usarlo antes en otra zona del cuerpo algunos días.

El sujetador postquirúrgico lo llevarás durante un mes aproximadamente. Luego podrás utilizar otro tipo de sujetadores que se hablará en las revisiones según cada caso individual.

Durante al menos 1 mes. Luego podrás ir probando durante la noche y tendrás que realizar cambios posturales para no hacerte daño.

En principio no. No los necesita. Sólo se usan en pacientes que requieren forzar un surco submamario nuevo. Se te indicará en revisión si es tu caso.

Sí, sin problema. No afecta a la cirugía ni a su curación. Lo único que debes tener en cuenta que durante la recuperación estarás tomando medicación, la  cuál si es reactiva y contraindicada con el láser. Debes informar al personal sanitario que te lo vaya a realizar. Tampoco debe coincidir con el reposo de brazos relativo para impedir levantar el brazo en la sesiones ( en el caso que sea axilar).

No debes realizar deporte durante 1 mes. Puedes caminar pero no se recomienda ejercicio de esfuerzos (bicicleta, gimnasio, correr, multisaltos, deportes con posturas forzadas tipo pilates, yoga…) hasta pasados los 3 meses por el riesgo de rotar la prótesis, de caída de la mama y de mayor riesgo de contractura capsular.

Si. Normalmente las mamas evolucionan de forma diferente. Si antes de operarte tenías una asimetría mamaria, la diferencia será mayor que si no la tienes. No obstante, estas diferencias se irán viendo disminuidas con el paso del tiempo.

Debes comunicarlo a tu médico de cabecera y a tu ginecólogo.

En realidad son varias consideraciones las que se tiene que tener en cuenta, como la postura, el tiempo postquirúrgico que ha pasado desde la cirugía, el tipo de cirugía: aumento de pecho, elevación de mamas o reducción de pecho….para no hacerse daño. Lo ideal es esperar unos 15días.

Sí, una vez esté la mama cicatrizada completamente. Está demostrado que la cicatriz de la mama es permeable hasta pasado un mes de su curación. Por eso es importante evitar poner en remojo o sumergir las mamas en piscinas, mar o balnearios hasta los 3 meses postquirúrgicos.

No se recomienda. Sólo en ocasiones especiales porque lleve un vestido o prenda el cual pueda verse el sujetador.

En principio una semana (Antibiótico) a no ser que la Doctora Ana Martínez Padilla indique lo
contrario. Los analgésicos en función del dolor los podrás ir retirando.

La tarjeta de tus prótesis te las dará el profesional de enfermería en la consulta.  Además te explicará cómo realizar dicho registro en el caso que lleven microchips.

Sí, aunque debes evitar que la exposición al sol directamente en la herida postquirúrgica sin protección solar adecuada. Se evitarán así posibles pigmentaciones de la herida.

Sí mientras que no desplace o masajeen la prótesis directamente. En el caso de estar tomando medicación, consulte con el profesional que le vaya a realizar el tratamiento por si tiene alguna contraindicación.

Sí, puedes subir a un avión sin problema.

Como consejo, se recomienda no viajar recién operada para que, si aparece algún contratiempo, podamos resolverlo en la mayor brevedad posible.

No se aconseja. Toda infección que pueda aparecer, puede perjudicar la evolución de tu cirugía y aparecer contracturas capsulares.

Sí, es normal que esa sensibilidad se vea alterada un tiempo. Tras pasar unos meses, esta sensibilidad irá apareciendo poco a poco. Existe una probabilidad de que la sensibilidad se vea alterada y no la recupere como le explicó la Dra en consulta.

Reducción mamaria

La reducción de pecho es un procedimiento en el cual se extirpa el exceso de tejido mamario para cambiar el tamaño y la forma de los senos. En la mayoría de los casos, las reducciones mamarias se realizan para aliviar los dolores y las restricciones físicas que soportan las mujeres con senos demasiado grandes y pesados.

Las mujeres con senos grandes y desproporcionados que sufren dolores, malestar y vergüenza por el tamaño de sus mamas pueden ser buenas candidatas para la cirugía de reducción mamaria. Las candidatas ideales para este tipo de procedimiento son las mujeres que no están actualmente embarazadas ni amamantando, y que no planean amamantar en el futuro.

Las principales ventajas de la reducción de pecho son:

  • Alivio de los dolores musculares
  • Mayor satisfacción personal con la apariencia.
  • Menor limitación durante la actividad física.
  • Proporción con sus estructuras corporales.

Entre las complicaciones de la reducción mamaria pueden incluirse problemas potenciales comunes a todas las cirugías: el sangrado excesivo, la infección, los hematomas, las reacciones adversas a la anestesia y las cicatrices. Los riesgos potenciales específicos de la cirugía de reducción mamaria son los senos asimétricos, los pezones desparejos, la alteración y pérdida de la sensación y la incapacidad de amamantar.

En el proceso de recuperación de la reducción de pecho será necesario usar un sostén quirúrgico durante varias semanas. En el transcurso de las primeras semanas después del procedimiento de reducción mamaria, pueden aparecer moretones y los senos pueden inflamarse. La inflamación puede causar la pérdida transitoria de la sensación en los pezones y la piel de los senos. El resultado visible no se observa hasta transcurridos 6-12 meses de la cirugía.

Una vez te den el alta, deberás coger cita en nuestra clínica.

<strong>Las primeras 48h no tendrás que realizar ninguna cura</strong>. Una vez nos visites en nuestra clínica, podrás curarte en casa tal como te explique nuestro personal de enfermería. Retiraremos los drenajes cuando el débito sea mínimo (normalmente tras 48h).

Retiraremos los drenajes cuando el débito sea mínimo (normalmente tras 48h desde la cirugía).

Tras la cirugía, en tu carta de alta aparecerán todas las recomendaciones a seguir tanto farmacológicas como de cuidados. Si tienes alguna duda, puedes consultar en nuestra clínica.

  • No debes realizar esfuerzos.
  • Reposo relativo durante una semana.
  • Tomarás antibióticos una semana y calmantes.
  • A veces, la Doctora Ana Martínez Padilla receta Heparina, dependiendo de la paciente.
  • No realizar deportes durante un mes.
  • No mantener relaciones sexuales durante dos semanas.
  • Llevarás un sujetador de presoterapia durante un mes.

Definitivamente, debes discutir tus metas con tu cirujano plástico antes de la cirugía. Después de todo, esta es tu elección y tu cuerpo. Algunas personas piden que sus nuevos senos sean lo más pequeños posible, mientras que a otras simplemente les gustaría que sean más proporcionales para con su cuerpo. Debe ser acorde a tu cuerpo y confiar en la recomendación de tu cirujano plástico.

Sí, toda cirugía deja cicatrices. La mayoría de las cicatrices se disimularán con el tiempo, alrededor de 6-12 meses, pero las cicatrices quedarán de alguna forma para siempre. Hay que tener en cuenta que no todo el mundo tiene el mismo tipo de cicatrices, esto es en gran medida genético. Otras personas tienen cicatrices pálidas y delgadas, mientras que otras tienden a tener cicatrices más gruesas. Algunas personas incluso forman queloides, un tipo de cicatriz anormal que crece más que la incisión o lesión original. Te recomendaremos en el caso de necesitarlo alguna crema o parche reductor de la cicatriz.

Son muchas las técnicas de reducciones mamarias, existen varios patrones posibles de cicatrización. Con la cirugía de reducción mamaria tradicional se producirán cicatrices con forma de ancla que se extenderán alrededor del pezón, hacia abajo en medio del seno y debajo de éste.

Las reducciones mamarias con incisión vertical suelen provocar cicatrices más cortas que también rodean el pezón y se extienden verticalmente hacia abajo del seno, pero no continúan debajo de éste.

Los senos permanecerán más pequeños de lo que serían en caso de no haberse realizado el procedimiento. Su aspecto será cónico e irá cambiando con el paso de los meses.

Las pacientes que aumentan de peso, quedan embarazadas o toman hormonas después de las reducciones mamarias pueden notar un incremento en el tamaño de los senos debido a un aumento natural en el tejido mamario. Además, los efectos de la edad y la gravedad pueden hacer que los senos cuelguen con el tiempo. No es una cirugía definitiva a largo plazo por las características que presente la paciente.

Para la cura, podrás ducharte con jabón de clorhexidina. Luego secamos con gasas estériles todas las heridas.  Cubrimos las heridas con lámina de Mepitel y tapamos con apósitos.

Esta cura se realizará cada dos días en la primera semana. En la segunda semana pasaremos a curar a diario.

Los moratones pueden durar de 2 a 3 semanas. Se volverán púrpuras, quizá verdes, y con el tiempo, amarillas antes de que se desvanezcan.

Los pezones no. Cambiará el complejo areola-pezón. Se tiende a reducir el tamaño (diámetro) de la areola junto con la reducción de senos para que la areola esté en proporción con el nuevo tamaño de los senos.

También existe una posibilidad muy pequeña (pero no nula) de perder la sensación en el pezón, o incluso de perder parte o la totalidad del pezón-areola en sí.

Aunque hay mucha investigación científica contradictoria, el resultado final es que no todas las pacientes pueden dar el pecho después de la reducción de pecho.

Muchas personas que no se han sometido a una reducción mamaria tienen dificultades para dar el pecho a sus hijos, por lo que es difícil saber con certeza cuáles son los porcentajes reales.

Sí, un levantamiento es parte de la reducción. Tus pechos quedarán definitivamente más levantados después.

La recuperación de cada persona es diferente, pero puede  hasta 3-6 meses para que sus pechos se sientan como tuyos’ de nuevo.

Tu cirujano plástico te dará instrucciones específicas sobre qué hacer después de la cirugía de reducción mamaria. Muchos cirujanos plásticos dicen que no se deben usar sujetadores con aros durante 6 meses después de la cirugía, ya que el alambre puede irritar tus incisiones. Los sujetadores deportivos con cremallera en la parte delantera son cómodos y seguros.

Esto es totalmente normal. Si tus senos son lo suficientemente grandes como para que esté indicado someterte a una reducción de mamas, entonces lo más probable es que tus senos sean parte de tu imagen corporal (la manera en que ve su ser físico en su mente).

No exactamente, pero tus pechos pueden agrandarse con el embarazo, la lactancia y el aumento de peso a medida que envejece. Afortunadamente, a menudo es posible hacer una segunda reducción si es necesaria.

Si la causa de tu dolor de espalda y cuello son tus senos, entonces una reducción debería ayudar. Aunque no hay una garantía del 100%, la mayoría de las personas ven una mejora importante en sus síntomas después de la cirugía de reducción de mamas.

El conocimiento es poder. Obtén toda la información que puedas. Escribe tus preguntas por adelantado. Puede ser difícil recordar todo lo que debe hacer durante la consulta con tu cirujano plástico. Además, asegúrate de que tu cirujano plástico esté certificado y tenga experiencia en la cirugía de reducción de pechos.

Puedes retomar las actividades livianas pocos días después de la cirugía de reducción mamaria. A fin de ayudar al proceso de curación, deben evitarse la actividad física rutinaria y los ejercicios durante al menos seis semanas después del procedimiento. Es muy importante evitar levantar pesos y empujar objetos durante este período.

Tampoco se recomienda la actividad sexual.

Lipofilling mamario

El aumento de pecho con grasa se lleva a cabo en dos fases, primero te extraemos la grasa mediante liposucción con unas cánulas finas. Nuestro liposuctor Agualipo está pensando además de para extraer la grasa mediante liposucción para el lipofilling mamario, porque preserva la grasa de forma óptima gracias a su forma de extracción. La liposucción con Agualipo permite la supervivencia de la grasa al 90%, es decir, permite extraer casi viva para después infiltrarla. El éxito del lipofiling depende en gran medida de esto último.

Una vez extraída, la grasa se decanta en un vaso estéril. La grasa necesaria para realizar la intervención es purificada para su posterior infiltración en la zona receptora.

Con la técnica WAL (Water Assisted Liposuction) de Agualipo conseguimos la viabilidad del 90% de las células, lo que supone un gran avance en cuanto a los resultados de la intervención de transferencia de grasa.

Durante una sesión de aumento de mamas mediante tu propia grasa se suele aumentar como regla general una talla. Intentar aumentar más puede traducirse en que la grasa no prenda y el resultado no sea el esperado. Siempre tienes que tener en cuenta que con este método de aumento mamario mediante tu propia grasa van a ser necesarias al menos dos sesiones dependiendo de la cantidad de volumen que desees aumentar.

Podrías ser una candidata si eres una chica con peso estable y con acúmulo de grasa en determinadas zonas como puede ser abdomen, caderas, flancos, etc. Te valoraremos en consulta.

Las zonas donantes de grasa para un lipofilling de mamas suelen ser el abdomen, las caderas o cartucheras, la cara interna de los muslos y la zona de los flancos.

Normalmente, te quedarías ingresada una noche. Después visitarás nuestro centro donde te explicaremos la carta de alta y las indicaciones dadas por la Doctora

Dependiendo del anestesista optará por sedación o anestesia general.

Normalmente, te quedarías ingresada una noche. Después visitarás nuestro centro donde te explicaremos la carta de alta y las indicaciones dadas por la Doctora.

El postoperatorio es bastante llevadero y perfectamente controlable con la medicación prescrita. Se describe como “unas agujetas intensas”.

Después de un aumento de pecho con tu propia grasa saldrás de quirófano sin sujetador. Sólo cubrirán unos apósitos las heridas producidas para infiltrar la grasa que estará suturadas con un punto.

Podrás ducharte con jabón de Clorhexidina 48h después de la intervención.
Secamos con gasas estériles las heridas y tapamos con apósitos.
Todas las suturas se retirarán entre 5-7 días.
Llevarás una faja en la zona de liposucción.
Deberás guardar reposo durante 15 días.
Dormir boca arriba durante 1 mes.
Recomendamos usar ropa holgada durante 1 mes.
Tomarás antibióticos y calmantes. Posiblemente, heparina.

Tras un lipofilling de mamas, la grasa infiltrada en la mama va a seguir el mismo curso que el resto de grasa del cuerpo con lo que si engordas, los adipocitos o células grasas de la mama también ganarán volumen y tu pecho aumentará de tamaño. El mismo proceso ocurrirá si adelgazas, si pierdes peso, perderás volumen en la mama.

Sí, puedes hacerte mamografías de control sin ningún problema, de hecho, te pediremos una mamografía en el preoperatorio para valorar el estado de tu mama previa a la cirugía. Luego deberás hacerte una ecografía anualmente.

Normalmente, te quedarías ingresada una noche. Después visitarás nuestro centro donde te explicaremos la carta de alta y las indicaciones dadas por la Doctora.

Preguntas frecuentes sobre cirugía corporal:

Cirugías de abdominoplastia, liposucción, ginecomastia, lifting de brazos o piernas y lipofilling de glúteos (aumento de glúteos con grasa autóloga)

Cirugía de abdominoplastia

En la cirugía de abdominoplastia se realiza una incisión que se extienda de una cadera a la otra y alrededor del ombligo. El cirujano plástico eliminará el exceso de piel y tensará los músculos abdominales. A veces también se combina la abdominoplastia con una mini liposucción liposucción para eliminar bolsas pequeñas de grasa del abdomen y de los flancos. Las incisiones se cierran mediante sutura quirúrgica quedando esta escondida al vestir ropa interior.

El candidato ideal para la abdominoplastia es alguien que está cerca de su peso ideal, pero tiene exceso de piel abdominal y músculos abdominales débiles, ya sea a causa del embarazo o por la pérdida de peso. 

La diferencia entre la abdominoplastia y la mini abdominoplastia es que en la abdominoplastia completa se emplea generalmente para rejuvenecer las áreas tanto por encima como por debajo del ombligo, mientras que la mini abdominoplastia  se limita a la parte inferior del abdomen por debajo del ombligo.

Sí. Aunque la técnica de abdominoplastia es la misma, en las mujeres se busca un modelado corporal diferente al del cuerpo masculino. 

En este caso tal vez sea más conveniente una liposucción y no una abdominoplastia. La abdominoplastia da mejores resultados cuando existe un exceso de piel sobrante.

El fin de una abdominoplastia no es la pérdida de peso, sino la de retirar el exceso de piel y grasa sobrantes. Los resultados se definirán en función de las características de cada caso y siempre deben mantenerse las proporciones del abdomen con el resto de cuerpo. La pérdida total de kilos tras una abdominoplastia dependerá del tejido y la grasa que sean retirados pudiendo variar de un paciente a otro.

Dependiendo del anestesista optará por sedación o anestesia general

Antes de la cirugía de abdominoplastia  se estudiará mediante una ecografía abdominal y valoración médica la existencia de diástasis rectos y/o hernias. La abdominoplastia se recomienda a menudo después del embarazo, ya que estos músculos se separan. Tras el nacimiento, estos músculos permanecen separados, haciendo imposible tener firme el abdomen a pesar de realizar ejercicio, dieta u otros medios no quirúrgicos.

No existen riesgos importantes asociados con el embarazo después de la cirugía de abdominoplastia. Por lo general, se recomienda que los pacientes que quieren realizarse una abdominoplastia esperen hasta tener hijos antes de someterse al procedimiento. Hacerlo puede ayudar a garantizar que los resultados logrados no se vean comprometidos por los cambios corporales que a menudo ocurren durante el embarazo.

No es cierto. Durante la abdomioplastia el ombligo es reubicado en su lugar y solo si es necesario, se corregirá.

Depende de la distribución de las estrías a través de la piel abdominal. Muchas estrías se pueden retirar durante una abdominoplastia, otras en cambio, permanecerán porque se encuentren localizadas más arriba de la zona manipulada.

En los pacientes obesos se recomienda, siempre que sea posible, el adelgazamiento previo antes de someterse a una abdominoplastia. En el caso de pacientes que no consiguen adelgazar y presentan un abdomen de grandes dimensiones, puede estar indicada la cirugía de reducción de estómago. Una vez el paciente pierda peso es cuand0 será aconsejable la abdominoplastia.

En muchas ocasiones, reparamos casos de hernias al mismo tiempo que se realiza la abdominoplastia reforzando la pared con malla sintéticas. Este procedimiento aumenta un poco la duración del tratamiento, pero permite corregir la hernia sin cicatrices adicionales.

Las incisiones en la abdominoplastia se realizan en la parte baja del abdomen, a menudo cerca de la región púbica, por lo que cualquier cicatrización potencial a menudo puede ocultarse en la mayoría de las prendas de vestir, incluidos trajes de baño y la mayoría de las variedades de ropa interior. 

Antes de la cirugía de abdominoplastia os realizaremos una analítica completa, una ecografía de la pared abdominal. En el caso de que el/la paciente tenga una hernia, será valorado en consulta por nuestro cirujano general.

En la cirugía de abdominnoplastia se usa anestesia general.

La cirugía de abdominoplastia es un procedimiento seguro y como en toda cirugía existen riesgos asociados.  En la abdominoplastia, el riesgo de que se produzca una infección, coágulos de sangre, seromas o diversas complicaciones en el proceso de cicatrización. 

Sí. Dependiendo del caso, tendrás que quedarte hospitalizada entre 24-48h después de haberte operado de abdominoplastia.

En el postoperatorio inmediato de  la abdominoplastia sentirás malestar general y dolor temporal. Deberás moverte con suavidad y guardando una posición de 45º. Tendrás suturas abdominales y dos drenajes para extraer líquido del abdomen. Estos drenajes se retirarán en función de su débito , generalmente en 48h. Las suturas se irán retirando por etapas en un periodo de dos semanas ya que son reabsorbibles. Andar y el uso de unas medias de compresión te ayudarán a aliviar las inflamaciones, y evitarán la formación de coágulos de sangre en las piernas tras la abdominoplastia. La mayoría de los pacientes experimentan hematomas y/o hinchazón, aunque estos síntomas deberían desaparecer en el transcurso de unas pocas semanas.

La cirugía de abdominoplastia no suele tener una recuperación muy dolorosa. El postoperatorio inmediato es algo incómodo por la posición de 45º en la que la/el paciente tiene que estar los primeros días, esto además de incómodo puede llegar a generar dolor muscular. Tendrás que tomar calmantes, antibiótico y heparina. Estará todo detallado en tu informe de alta.

La primera cura siempre se realizará en nuestra clínica por el personal de enfermería. De esta manera, podremos enseñarte correctamente el protocolo. La cura en el domicilio se realizará una vez retirados los drenajes.

Te podrá duchar con un jabón antiséptico de Clorhexidina (puedes comprarlo en Aurea Clinica) para aplicar sobre heridas quirúrgicas (herida de abdominoplastia, salida de drenajes y puntos de aproximación si los tuviese)
Secar heridas con gasas estériles y nunca con la toalla de aseo.
Poner cristalmina en la herida quirúrgica con gasas.
Poner sobre la herida tiras de Mepitel (debes comprarlas en la farmacia).
Tapar con apósitos estériles las heridas. Esta cura debe repetirse cada 48horas la primera semana. En la segunda semana, podrás ducharte a diario.

El ombligo debe curarse todos los días.

Lavar con suero fisiológico tras la ducha con el jabón.
Secar ombligo con gasas. Ten en cuenta que debe estar bien seco y limpio.
Aplicar Betadine en el obligo directamente y secar.
Introducir una bolita de Mepitel en el ombligo.
Tapar con un apósito.

La primera cura siempre se realizará en nuestra clínica por el personal de enfermería. De esta manera, podremos enseñarte correctamente el protocolo. La cura en el domicilio se realizará una vez retirados los drenajes.

Te podrsá duchar con un jabón antiséptico de Clorhexidina (puedes comprarlo en nuestra clínica) para aplicar sobre heridas quirúrgicas (herida de abdominoplastia, salida de drenajes y puntos de aproximación si los tuvieses)
Secar heridas con gasas estériles y nunca con la toalla de aseo.
Poner cristalmina en la herida quirúrgica con gasas.
Poner sobre la herida tiras de Mepitel (debe de comprarlas en la farmacia).
Tapar con apósitos estériles las heridas. Esta cura debe repetirse cada 48horas la primera semana. En la segunda semana, podrá ducharse a diario.
Dormir 45 grados decúbito supino (boca arriba).
Posición de 45º durante dos semanas.
No realizar esfuerzos durante el primer mes. Reposo relativo.
Podrás caminar para aliviar el dolor de espalda, pero no realizar deporte.
Usar faja durante 1 mes.
Usar medias de compresión durante 1 mes.
No mantener relaciones sexuales en un mes.

Entre 6 y 12 meses. Seguramente, notará etapas de mayor hinchazón que desaparecen por sí solas y períodos en los que luce más plano, paulatinamente, los días de hinchazón disminuirán y comenzará a observar los resultados en forma definitiva.

Entre 6 y 12 meses. Seguramente, notará etapas de mayor hinchazón que desaparecen por sí solas y períodos en los que luce más plano, paulatinamente, los días de hinchazón disminuirán y comenzará a observar los resultados en forma definitiva.

Liposucción Agualipo, técnica WAL (liposucción asistida por agua)

El objetivo dela liposucción es la eliminación del exceso de grasa acumulado en determinadas zonas del cuerpo. Para ello se realizan unas pequeñas incisiones en el lugar indicado y se introducen unas cánulas que se conectan a un sistema de liposucción asistido por chorros de agua, el movimiento de la cánula  junto con el agua a presión bajo la epidermis hacen que la grasa se desprenda sin destruirla, para extraerla.

La liposucción se puede realizar cuando después de haber realizado una dieta de adelgazamiento y ejercicio físico se ha perdido peso, pero hay zonas en las que la grasa acumulada no se ha podido eliminar.

La liposucción Agualipo gracias a su técnica, resulta la liposucción menos invasiva de todas con el organismo y es por esto que se utiliza en enfermedades como la lipodistrofia  o el lipedema.

Es una téecnica liposucción menos agresiva con el organismo ya que se ayuda de agua presión. Tiene varias ventajas:

La cánula avanza suavemente sin dañar otras estructuras (canales linfáticos, vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo).
Esto reduce el dolor, la hinchazón y los hematomas. Con la técnica de liposucción Agualipo conduce se experimenta una recuperación postoperatoria más rápida.
Con la liposucción Agualipo es necesaria una infiltración de menor cantidad de líquido, y por tanto los tiempos de exposición son más cortos a diferencia de otras técnicas como la liposucción tumescente. La liposucción Agualipo tiene mayor eficacia y delicadeza con una duración óptima.
Con la pulverización de agua controlada durante la operación, el cirujano plástico  puede sentir en cualquier momento la punta de la cánula y controlar sus movimientos para asegurar la eliminación de los depósitos de adipocitos. Esto permite un modelado fino y preciso.
Debido al proceso simultáneo de enjuague y succión, el tejido corporal tiene un tiempo de exposición óptimo al agua pulverizada.
Los conectores y tubuladuras son materiales desechables, de uso único. La grasa se colecta en un sistema cerrado, lo que permite mantener la grasa en plenas facultades para su posterior infiltración si se desea.
Método de elección para tratar el Lipedema.

El candidato ideal a una liposucción es aquel o aquella con  zonas liposdistróficas que persisten a pesar de haber perdido peso mediante dieta y/o deporte. También es importante tener una piel tersa y elástica para que se adapte mejor tras la liposucción. 

Una liposucción no es una cirugía para tratar la celulitis, sino para eliminar acúmulos de grasa de zonas lipodistróficas. Pero sí es cierto que la celulitis se ve disminuida con la liposucción porque disminuye acumulación de grasa de ciertas zonas, rompemos fibrosis o mejoramos el sistema linfático.

Los primeros días tras una cirugía de liposucción puedes sentir un poco de dolor similar al de las agujetas. El postoperatorio de la liposucción no suele ser doloroso.
A veces puedes tener una pérdida de la sensibilidad temporal que recuperarás con el paso del tiempo. También es habitual en el postoperatorio de liposucción que aparezcan hematomas que se pueden tratar con Trombocid en crema.

La cicatrices de una liposucción son mínimas, suelen ser dos pequeñas cicatrices que se sitúan en el perímetro exterior
de la zona tratada. Son de 3 a 4 milímetros, por lo que al cabo del tiempo apenas son apreciables.

Por lo general no es necesario quedarse ingresado tras una cirugía de liposucción, salvo si la liposucción se realiza para eliminar grandes extensiones
de grasa, se recomienda permanecer ingresado 24 horas con el fin de controlar el postoperatorio. Si la bolsa de grasa a liposuccionar está muy
localizada y es pequeña la liposucción se realiza de forma ambulatoria y solo se debe permanecer en la clínica unas pocas horas.

Tras la cirugía de liposucción se colocará una faja, que ayudará a que el tejido se adhiera a la nueva situación.
El/la paciente se podrá duchar con un jabón de clorhexidina específico para desinfectar las heridas y sin necesidad de ayuda.

Los puntos de suturas se retirarán a los 7 días de la cirugía de liposucción.

Tendrá que tomar la medicación indicada por la Doctora, que suele ser heparina durante 10 días, antibióticos y calmantes en el caso de ser necesario.

El o la paciente deberá evitar realizar grandes esfuerzos durante la primera semana tras la liposucción.

Podrás caminar pero  no realizar deportes de impactos o saltos.
Podrás incorporarte rápidamente a tu vida laboral en una o dos semanas tras la cirugía, en función de la extensión de la zona liposucionada.

A veces, en algunos casos se indica la aplicación de la electroterapia Indiba Deep Care para recuperarse antes y movilizar el sistema linfático.

El resultado de la liposucción es inmediato, pero aunque los cambios empiezan a notarse una vez pase el primer mes,  no se observan resultados definitivos hasta pasados los 6 meses y 1 año desde la cirugía

No, Gracias a la cirugía de liposucción, la mayoría de adipocitos son liposuccionados, con lo que resulta difícil recuperar esa lipodistrofia o
acúmulo inicial. Podrás engordar en general si no sigues hábitos de vida saludable, pero no volverás a acumular la grasa en la zona ya tratada de la misma manera en la que se encontraba antes de la liposucción.

A veces, es necesaria una cirugía adicional para retensar el tejido sobrante, mediante un lifting de piernas o brazos.  En otras ocasiones es necesario realizar una liposucción en un segundo tiempo quirúrgico porque la zona sea muy amplia, o en cirugías para tratar la enfermedad del lipedema donde se realizan varias cirugía de liposucción distanciadas en el tiempo.

Lipofilling de glúteos (aumento de glúteos con grasa)

Se considera lipofilling el procedimiento en el cual se extrae grasa y posterior inyección de la misma en diferentes zonas del cuerpo.
Este injerto de grasa se realiza con el fin de remodelar las zonas que el paciente solicite, proporcionando una mejor silueta, la desaparición de cicatrices o el rejuvenecimiento facial.
Esta extracción se realiza mediante liposucción con unas cánulas finas. Nuestro Liposuctor Agualipo  (técnica WAL) es especialista para Lipofilling mamario, de glúteos, etc. porque preserva la grasa de forma óptima gracias a su forma de extracción.
Una vez extraída, la grasa se decanta en un vaso estéril. La grasa necesaria para realizar la intervención es purificada para suposterior infiltración en la zona receptora.: aumento de glúteos con grasa, aumento de pecho con grasa,  rellenos faciales con grasa, etc.

La liposucción se puede realizar cuando después de haber realizado una dieta de adelgazamiento y ejercicio físico se ha perdido peso, pero hay zonas en las que la grasa acumulada no se ha podido eliminar.

La liposucción Agualipo gracias a su técnica, resulta la liposucción menos invasiva de todas con el organismo y es por esto que se utiliza en enfermedades como la lipodistrofia  o el lipedema.

Podrías ser una candidata/0 si eres una persona con peso estable y con acúmulos de grasa en determinadas zonas como puede ser
abdomen, caderas, flancos, etc. Te valoraremos en consulta.

Las zonas donantes de grasa para el lipofilling de glúteos suelen ser el abdomen, las caderas o cartucheras, la cara interna de los muslos y la zona de los flancos. Se podrá realizar una lipoescultura (más de dos zonas de liposucción) para conseguir toda la grasa que necesitamos para llevar a cabo el lipofilling de glúteos (aumento de glúteos con grasa)

Con la liposucción Agualipo con la técnica WAL (Water Assisted Liposuction), conseguimos la viabilidad del 90% de las células grasas, lo que supone un gran avance en cuanto a los resultados de la intervención de transferencia de grasa.

Una liposucción no es una cirugía para tratar la celulitis, sino para eliminar acúmulos de grasa de zonas lipodistróficas. Pero sí es cierto que la celulitis se ve disminuida con la liposucción porque disminuye acumulación de grasa de ciertas zonas, rompemos fibrosis o mejoramos el sistema linfático.

Antes del lipofilling de glúteos deberás realizarte una analítica completa y dejar de fumar. Serás valorada/0 además de por nuestra Cirujana Plástica y por nuestro Anestesista.

Dependiendo del anestesista optará por sedación o anestesia general. Influye el tiempo quirúrgico.

Normalmente, te quedarías ingresada/o una noche. Después visitarás nuestro centro donde te explicaremos la carta de alta y las indicaciones dadas por la Dra. Ana Martínez Padilla

El postoperatorio de un lipofilling corporal es bastante llevadero y perfectamente controlable con la medicación prescrita. Se describe como “unas agujetas intensas”. Molesta la espalda por dormir boca abajo.

Podrás ducharte con jabón de Clorhexidina 48h después de la intervención.
Secamos con gasas estériles las heridas y tapamos con apósitos.
Todas las suturas se retirarán entre 5-7 días.
Llevaras una faja en la zona de liposucción.
Deberás guardar reposo durante 15 días.
Dormir boca abajo durante 1 mes.
Recomendamos usar ropa holgada durante 1 mes.
Tomarás antibióticos y calmantes. Posiblemente, heparina.
Tienes que usar un flotador para poder sentarte y que el glúteo quede libre de presión.
No mantener relaciones sexuales durante 1 mes.

Las incisiones a través de las que se realiza este procedimiento son mínimas, por lo que la cura de cicatrices es muy fácil y rápida. normales que desaparecerán a los pocos días. Luego usarás parches para disminuir esas cicatrices.

Es muy importante evitar tomar el sol hasta que los moratones desaparezcan por completo y utilizar protector solar para evitar la hiperpigmentación.

A parte de tomar los medicamentos antinflamatorios, antibiótico ycheparina recomendados por el cirujano plástico , es muy importante que las
primeras 24 horas se guarde reposo absoluto.
Otra recomendación sería, no pasar demasiado tiempo de pie o sentado ya que la zona no puede estar sometida a demasiada presión. Igualmente es recomendable no realizar ejercicios que requieran muchos saltos durante el primer mes tras el lipofilling de glúteos.
Debes usar la faja postoperatoria durante 1 mes y no portar ropa interior ajustada.

Cirugía de Ginecomastia

Existen dos tipos de ginecomastia: una que solo afecta al tejido glandular y graso, y un segundo tipo de ginecomastia en la que también se ve afectado el tejido mamario.

En el primer caso, durante la operación de ginecomastia consiste en eliminar la grasa y el tejido glandular sobrante mediante una liposucción. 

En el segundo supuesto, hay que extraer el tejido mamario mediante una incisión localizada en borde inferior de la areola.

Previo a la cirugía de liposucción es necesario que te realices las siguientes pruebas médicas

  • Análisis de sangre
  • Una exploración física realizada por la especialista
  • Ecografía mamaria.

En la cirugía para eliminar las mamas en hombres se suele emplear anestesia general.

Por lo general la operación de ginecomastia suele durar entre una y dos horas. Las ginecomastias que afecten al tejido glandular suelen requerir más tiempo en quirófano que las de tejido graso

No, por lo general no es necesario que te quedes ingresado en el hospital. Depende las necesidades de cada caso.

Tras la cirugía de ginecomastia las molestias dolorosas son soportables y se pueden tratar con analgésicos. Deberás tomar antibióticos y seguramente Heparina. El paciente deberá llevar una prenda de presoterapia entre 1 mes y 3 meses en función de la evolución. Para garantizar un resultado más óptimo y reducir más la fibrosis podrá contratar sesiones de Indiba Deep Care.

Tras la ginecomastia, evitar:

  • Coger peso.
  • Hacer ejercicios físicos intensos.
  • La exposición solar directa o sin protección solar.
  • Uso de prendas muy ceñidas que puedan marcar la zona liposuccionada.
  • Sudoración excesiva
  • Trabajar si requiere esfuerzo físico.
  • Ducharnos con agua templada y jabón de clorhexidina.
  • Secar con gasas la zona tratada.
  • Poner una lámina de lámina de mepitel en la cicatriz y tapar con apósitos.
  • Es recomendable salir a caminar.
  • Incorporarnos al trabajo si éste no implica actividad física intensa.
  • Deberás portar la faja 1 mes, en algunos casos más tiempo.
  • Contratar sesiones de Indiba Deep Care, electroterapia para acelerar la recuperación postquirúrgica .

Sí. Seguramente tengas que llevar drenajes durante las 48h tras la cirugía de ginecomastia. El personal de enfermería te indicará cuándo retirarlos.

Los puntos de aproximación se retirarán transcurridos 7 días de la cirugía. En la herida quirúrgica llevarás sutura reabsorbible que no tiene que retirarse.

Como en todas las operaciones los riesgos más graves son la hemorragia, la infección y la reacción adversa a la anestesia. En cuanto a los específicos de la cirugía de ginecomastia son: pérdida temporal de sensibilidad de los pechos o el pezón.

En cada caso se recomendará lo más adecuado para cada paciente. Existen diferentes cremas en el mercado y parches de trofolastin para reducir las cicatrices si son necesarios. No dudes en consultarnos si tienes cualquier duda.

No te podrás duchar mientras lleves drenajes (por lo general durante las primeras 48h). La primera cura te la realizará el personal de enfermería de nuestra clínica. Pasadas 48h desde la primera cura, podrás ducharte cada dos días la primera semana,  después podrás ducharte a diario ya que la cura se realiza durante la ducha con jabón de clorhexidina. 

No podrás hacer ejercicio hasta transcurrido un mes desde la intervención de ginecomastia.

No se recomienda la exposición solar ni uso de rayos porque pueden hiperpigmentar las heridas.

Dependerá del trabajo que desempeñes. Pregunta a tu cirujana plástica cuál es tu caso, normalmente se precisa un reposo en domicilio de dos semanas tras la cirugía de ginecomastia.