Lipoestructura facial para hombres
4 (80%) 1 voto

Con la edad se pierde grasa facial, lo que acentúa el aspecto demacrado y da sensación de senectud. Éstos síntomas pueden corregirse con la lipoestructura facial, que es una técnica quirúrgica que consiste en modificar el volumen de ciertas zonas del rostro conrellenos de grasa autóloga en los que se trasplantan células grasas vivas de una zona donante, donde sobran, a una zona que recibe, en la que faltan o se desean en mayor volumen (en este caso la cara). La extracción del tejido de la zona donante se hace mediante técnica específica y se purifica mediante un sistema cerrado que optimiza la supervivencia y con ello el resultado del relleno. Es un relleno permanente, muy seguro y que ofrece unos resultados muy naturales. 

Ficha técnica

  • Duración intervención:
    1-2 horas.
  • Anestesia:
    Normalmente local y sedación.
  • Hospitalización:
    Ambulatoria o media estancia según la indicación médica.
  • Recuperación:
    Incorporación inmediata
  • Resultados:
    Visibles inmediatamente, definitivos en 10 meses aproximadamente.
Pasos

Lipoestructura facial para hombres en Sevilla

Se trata de una técnica que nos permite aportar volumen a zonas del cuerpo utilizando la grasa propia del paciente como material de relleno. Este procedimiento de infiltración tiene muy buenos resultados ya que se restaura y se remodela el contorno facial con materia del propio paciente. Los pasos para esta intervención serían los siguientes:

  • Realización de historia clínica
  • Valoración de la piel y la zona a tratar
  • Entrega de consentimiento informado
  • Información individualizada
  • Presupuesto (si se hace en diferente acto médico la consulta y el tratamiento)
  • Fotografías de estudio del caso
  • Valoración de pruebas diagnósticas si procede
  • Tratamiento
  • Revisiones y planificación de otras sesiones de tratamiento
lipoestructura facial de hombres en Sevilla

La lipoestructura masculina tiene muy buenos resultados

Tratamiento

Es inevitable que soplar un número significativo de velas en la última tarta de cumpleaños suponga una atrofia de la grasa facial. Este fenómeno asociado al envejecimiento – aunque también a otras circunstancias como la pérdida masiva de peso-, que se da principalmente en las mejillas, es lo que nos acentúa las bolsas de los ojos y nos da un aspecto “demacrado”. Para paliar esta atrofia existen dos técnicas: el microinjerto y el nanoinjerto de grasa. En la primera se extrae grasa de una zona donante (por ejemplo de los flancos o debajo del ombligo) y se injerta en una zona receptora, en este caso la cara, para dar volumen. Para el nanoinjerto se extraen células mesenquimales entre las que se hallan células madre, que se inyectan en la zona que las necesita sin dar volumen, solo con la finalidad de regenerar la piel (es el mejor tratamiento con el que se consigue eliminar lo oscuro de las ojeras). El nanoinjerto de grasa también sirve para corregir pequeñas arrugas ya que contiene la fracción vascular estromal (que es una agrupación de células presentes en todo el organismo, que tiene el talento de regenerar los tejidos perjudicados ya sea por lesiones por el envejecimiento y el desgaste celular).

Técnica

Lipoestructura facial para hombres en Sevilla

Es una técnica segura y duradera. En primer lugar para obtener la grasa se realiza una sedación y anestesia local de la zona donante, y dependiendo del paciente y de la cantidad de grasa a extraer, se realizará anestesia general o local. Las zonas de las que se suele extraer esta materia son abdomen, cara interna de los muslos y rodillas, trocánteres (cartucheras) y papada.

Tras la desinfección de la zona a tratar, procedemos a la obtención del tejido graso, a través de unas cánulas que aspiran.

Después el tejido graso es centrifugado para conseguir separar en tres estratos, el aceite (ácidos grasos), la grasa pura (que será la que infiltraremos) y los fluidos anestésicos, y la sangre, ubicados en la parte inferior. Procederemos a separar la grasa pura del resto. La infiltración se realiza de forma intramuscular y subcutánea mediante incisiones mínimas.

Tras finalizar el implante, se procede a inmovilizar del injerto entre 7 y 10 días, con un vendaje especial o con la utilización de fajas de presoterapia.

En muchas ocasiones sólo es necesaria una sesión de tratamiento, aunque en ciertos pacientes se requiere más para conseguir el resultado deseado.

Con la lipoestructura facial para hombres se mejoran las proporciones faciales y se logra un efecto muy natural. Es un método de rejuvenecimiento muy eficaz para redistribuir los volúmenes faciales, se manera que se disimulan las arrugas, ojeras y otro tipo de imperfecciones y asimetrías.

Cuidados

Tras el injerto de grasa es recomendable seguir varias pautas:

  • Evitar movimientos bruscos y golpes en la zona que se ha tratado

  • Podrían darse algunas molestias en la cara tras la técnica pero desaparecen a los pocos días

  • Sensación de hinchazón en la zona

  • Los resultados definitivos pueden verse transcurridas los 3-4 meses de la intervención

  • Evitar coger peso los primeros días posteriores a la intervención

  • Seguir las recomendaciones del equipo médico

  • Acudir a las revisiones indicadas por el especialista