Puntuame

La liposucción es el procedimiento quirúrgico por el cual puede eliminarse la grasa localizada de una o varias zonas del cuerpo. No es un método de adelgazamiento sinouna herramienta quirúrgica para eliminar la grasa localizada, que tiene ventajas y riesgos, pero que no resuelve problemas de obesidad. La grasa en el abdomen incide muy notablemente en la autoestima de los hombres, que se preocupan por acentuar su virilidad en cinturas estrechas con el músculo marcado.

Ficha técnica

  • Duración intervención:
    30 min -2 horas
  • Anestesia:
    Local y sedación o epidural
  • Hospitalización:
    Ambulatoria
  • Recuperación:
    Incorporación laboral 1-7 días
    Ejercicio 3-4 semanas
  • Resultados:
    Inmediatos
    Definitivos a los 3-4 meses
Tratamiento

Debajo de la piel, se encuentra el tejido subcutáneo, donde se alojan las células grasas o adipocitos. Estás células pueden aumentar de tamaño al aumentar las reservas de grasa del cuerpo, y en algunos momentos de la vida, principalmente en la infancia, también pueden aumentar en número para acoger nuevos depósitos.

En ocasiones, al adelgazar, la grasa subcutánea no disminuye proporcionalmente tanto como en el resto del cuerpo en ciertas zonas, estas zonas rebeldes se denominan lipodistrofias, y pueden existir en diversos lugares: caderas, tobillos, cara, abdomen, rodillas…dichos lugares son candidatos excelentes para ser adelgazados mediante liposucción. La liposucción por tanto no es un método para perder peso, ni contra la obesidad, sino para modelar las zonas lipodistróficas de la silueta.

 

liposucción para hombres en Sevilla

La liposucción es la cirugía que elimina la grasa abdominal

 

El tratamiento incluye:

  • primera consulta
  • consulta preoperatoria con el anestesiólogo
  • estudio fotográfico del caso
  • Honorarios profesionales del cirujano y ayudantes
  • Gastos del hospital: ingreso hospitalario previsto, medicación hospitalaria, derechos de quirófano, material hospitalario
  • Prenda de presoterapia postoperatoria
  • Revisiones postquirúrgicas el primer año

Pacientes candidatos a una liposucción:

  • Pacientes con acúmulos de grasa localizados que deseen mejorar su contorno corporal.
  • Pacientes que a pesar de hacer ejercicio y dieta, presentan focos de frasa resistentes a eliminarse.
  • Pacientes con depósitos grasos localizados que por su excesivo desarrollo les causen problemas funcionales por ejemplo a la hora de vestirse, hacer deporte, o realizar ciertos trabajos.
  • Pacientes que deseen una lipoescultura o lipofilling para rellenar con grasa alguna parte de su cuerpo donde ésta es deficiente y que usarán como grasa donante la de la liposucción.
  • En general pacientes mayores de edad, con piel suficientemente elástica, que deseen una redefinición de su silueta.
Técnica

Con el paciente de pie se realiza marcado de las zonas con depósitos lipodistróficos. A través de pequeñas incisiones, normalmente dos o tres por zona, se introducen cánulas que infiltran una solución de suero, lidocaína y adrenalina a presión. Pasados entre 10 y 20 minutos, a través de las mismas incisiones, se introducen cánulas de aspiración de grasa que extraen los adipocitos por presión negativa. El procedimiento más efectivo consiste en separar primero las células grasas de los tejidos que las rodean para a posteiori poder aspirarlas mediante vacío a baja presión, lo cual causa menos irregularidades y depresiones a largo plazo que las técnicas de liposucción asistidas por energía, láser o ultrasonidos. El procedimiento puede durar desde 30 minutos hasta 3 horas, según las zonas a tratar. Una vez que objetiva que el depósito se ha eliminado, y que la superficie de la piel es lisa y sin irregularidades, se suturan las pequeñas heridas y se coloca la prenda de compresión.

Elección del tipo de anestesia: Realizamos este procedimiento bajo anestesia local con sedación, o general según el paciente y las zonas a tratar. El equipo nunca escatimará en esfuerzos en pro de la seguridad y el bienestar del paciente.

Características:

  • Hay diferentes técnicas para eliminar la grasa localizada mediante liposucción, pero todas se basan en el mismo principio. Se infiltra una solución con suero, anestesia y vasoconstrictor mediante una cánula de infiltración en el tejido subcutáneo y acto seguido se liposucciona con una cánula de aspiración toda la grasa excesiva localizada. El trabajo resultante hace que al procedimiento también se le conozca como lipoescultura.
  • Para la introducción de las cánulas sólo son necesarias varias incisiones de unos tres milímetros que se cierran con un punto al terminar.
  • Una vez extraída toda la grasa necesaria, el paciente deberá usar una prenda de presoterapia para drenar el edema y favorecer a adhesión de los tejidos.
  • La piel gracias a sus propiedades elásticas se adaptará a la nueva zona a cubrir, con un resultado bastante definitivo a los tres meses.
  • La necesidad de que la piel sea elástica para poder responder bien a la pérdida de volumen de la liposucción es lo que explica que esta técnica suela ir mejor cuando los pacientes son jóvenes.
  • La mejora en la silueta después de la intervención es precoz y los resultados son permanentes siempre que el paciente no engorde. Aun así, incluso en caso de que esto ocurra, el aumento de peso será homogéneo, no focalizándose de forma tan intensa nuevamente en las zonas tratadas. Si se tienen expectativas realistas, la mayoría de los pacientes quedaran muy satisfechos con los resultados.
  • Las cicatrices son muy discretas y se realizan en lugares especialmente poco visibles.
  • Además hay un valor añadido a la liposucción, y es que podemos purificar la grasa extraída y volver a introducirla en zonas del cuerpo que sean deficientes, como por ejemplo los pómulos, el mentón, los glúteos o los gemelos; es lo que llamamos lipofilling.
Cuidados

Contraindicaciones:

  • Pueden concurrir circunstancias médicas, como enfermedades graves, tumores, algunas enfermedades reumáticas del colágeno, endocrinológicas, discrasias sanguíneas, que contraindiquen una intervención quirúrgica. También puede contraindicarse ante la presencia de ciertas patologías psiquiátricas.

Preoperatorio:

  • Debemos conocer su historia clínica completa con especial importancia a sus patologías previas y alergias medicamentosas. Debe suspender el tabaco antes y después de la intervención. Recomendamos el máximo tiempo posible, pero como mínimo durante dos semanas. El tabaco interfiere muchísimo en la cicatrización y afecta la viabilidad de los tejidos al alterar la microcirculación sanguínea. Debe informar sobre cualquier enfermedad que sufra los días previos y cualquier tratamiento que tome, incluso los homeopáticos. No debe tomar fármacos con efectos antiagregantes como la aspirina, durante las dos semanas anteriores y posteriores a la intervención.
  • No puede comer ni beber absolutamente nada en las 8 horas previas a la intervención.
  • Las prendas de vestir que lleve deben ser cómodas y preferiblemente abiertas por delante.
  • Debe bañarse o ducharse con un jabón antiséptico la tarde de antes de la intervención y no depilarse en las 48h inmediatamente anteriores a la intervención.
  • Debe acompañarse en la clínica y procurar que puedan llevarla a casa tras la intervención.
  • Es conveniente realizar una alimentación equilibrada, ejercicio y mantener un peso estable. En nuestra clínica contamos con la colaboración de profesionales especialistas en nutrición que podrán orientarle y elaborarle un plan de dieta en caso de que sea necesario.

Postoperatorio

El ingreso puede ser desde ambulatorio hasta 24h tras la intervención, y el paciente debe levantarse y caminar tan pronto como le sea posible, recomendación si bien útil para muchas cirugías, cobra especial importancia en las liposucciones de tronco o miembros inferiores.

Durante uno o dos meses puede haber moratones e inflamación y puede persistir una inflamación le e residual hasta meses, si bien a los tres meses los resultados son casi definitivos. Tampoco es extraño que inicialmente se noten las zonas tensas y molestas, con algunas alteraciones de la sensibilidad.

Debe usarse la prenda de compresión al menos durante un mes, y luego algunas semanas más durante el día.

Se puede volver al trabajo entre el segundo día y las dos semanas según la envergadura de la cirugía, la evolución particular del paciente y el tipo de actividad profesional que realice, pero se deben esperar al menos cuatro semanas para volver al ejercicio intenso.

Complicaciones: 

  • Las complicaciones graves son extremadamente raras en manos de un cirujano plástico cualificado. Si pueden acontecer ciertas complicaciones menores.
  • Hematomas: son frecuentes por las características mismas de la intervención, y suelen desaparecer en tres semanas, durante las cuales no deberán exponerse al sol
  • Edema: desaparecerá progresivamente y se beneficiará mucho de la fisioterapia postoperatoria
  • Alteraciones temporales de la sensibilidad
  • Persistencia de irregularidades, posible en el caso de celulitis intensa
  • Necrosis cutánea: extremadamente raro, más en casos de liposucción asociada a Abdominoplastia clásica
  • Retracción irregular de la piel, en los casos límite en cuanto a elasticidad cutánea puede ocurrir
  • Asimetría, que en alguna ocasión pueden requerir de reintervención para su corrección.
  • Riesgo de embolia
  • Independientemente de la experiencia del cirujano, en ocasiones pueden aparecer ondulaciones sobre la piel tratada.
Testimonios