Bioestimulación con plasma PRP
4.3 (85%) 8 votos

El plasma rico en plaquetas (PRP), plasma enriquecido, plasma rico en factores de crecimiento o bioestimulación con plasma, se ha posicionado como un referente dentro de las técnicas de medicina regenerativa y rejuvenecimiento facial, avalado por sus resultados y escasísimos riesgos.

Ficha técnica

  • Duración intervención: 20  – 30 minutos
  • Anestesia: No requiere
  • Hospitalización: Ambulatoria
  • Recuperación: Incorporación inmediata
  • Resultados: Inmediatos
Pasos

El procedimiento del tratamiento con PRP, consiste en la extracción de un pequeña cantidad de sangre del propio paciente, similar a la de cualquier analítica, y su procesado mediante un sistema homologado por el Ministerio de Sanidad para la purificación y concentración de una de las fracciones sanguíneas, el plasma. Flotando en dicho líquido encontramos las plaquetas, ahora concentradas en el proceso. Ellas contienen diversos factores de crecimiento como el factor de crecimiento transformante beta, factor de crecimiento básico del fibroblasto o el factor de crecimiento del epitelio. Estos factores son capaces de atraer otras células, estimular la producción de matriz extracelular, estimular los fibroblastos, células epiteliales, endoteliales, hepatocitos… entre otras funciones. Estos factores son críticos para la regulación y estimulación del proceso curativo de lesiones y con ello se produce o acelera la regeneración de los tejidos.

prp sevilla

Nosotros usamos la más avanzada tecnología de extracción y purificación, mediante un sistema cerrado especialmente diseñado para este tratamiento. Mientras tanto el paciente recibe crema anestésica en el área a tratar.

Una vez obtenido el producto, las plaquetas se activan para que liberen los factores de crecimiento y el preparado se inyecta.

Producirá escasos síntomas, con bajo riesgo de hematomas y poca inflamación. Los resultados no son inmediatos, ya que el tejido reaccionará progresivamente. Se producirá una mejora en la calidad de la piel, especialmente con tratamientos repetidos. El paciente notará un efecto iluminador, tersura, aumento de la densidad dérmica, mejora de manchas y pequeñas arrugas…entre 3 y 20 días después del tratamiento.

Existen diversos usos para esta terapia. Inicialmente creada para la regeneración de lesiones (lesiones articulares, fracturas, cicatrices, quemaduras….) hasta extenderse su uso a la estética y la alopecia. Puede aplicarse en cualquier tipo de piel, con escasas contraindicaciones. Las alopecias androgenéticas también pueden beneficiarse del PRP. El riesgo de alergias o efectos secundarios es menos que con otros productos, al ser un preparado autólogo.

Contraindicaciones

El plasma rico en plaquetas (PRP) a tener en cuenta en casos de:

Embarazo. Trombocitopenia, enfermedad Gaucher, anemia aplásica, algunos trastornos autoinmunes, Síndrome urémico hemolítico, Dengue, desordenes de agregación y adherencia plaquetarios, o de su metabolismo, hemofilia, cáncer, infecciones activas…entre otras.

Aunque son patologías poco frecuentes, la indicación y valoración diagnostica por parte del especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora es la única que puede garantizar un control adecuado de los riesgos y beneficios.

Siempre se debe valorar una analítica sanguínea junto con una minuciosa historia clínica, antes de la realización del tratamiento, para descartar casos donde no esté indicado o su uso sea de dudosa utilidad.

Técnica