DESCUBRE TU MEJOR YO

LIFTING FACIAL
rejuvenecimiento facial natural

Especialistas en armonización facial

LIFTING FACIAL

LIFTING FACIAL EN SEVILLA

El lifting facial de tercio superior, medio o inferior, o el cervicofacial, tiene como fin el reposicionamiento de las estructuras faciales o cervicales, que han caído progresivamente por efecto de la gravedad, como manifestación del envejecimiento.

LIFTING FACIAL

RITIDECTOMÍA

ANTES Y DESPUÉS LIFTING FACIAL

RESULTADOS LIFTING FACIAL

antes y después lifting facial, lifting facial Sevilla, lifting facial resultados, fotos lifting facial

¿DIFERENCIA ENTRE LIFTING Y MINILIFTING?

DRA. MARTÍNEZ PADILLA | Cirujano plástico Sevilla

TÉCNICA DE LIFTING FACIAL

¿EN QUÉ CONSISTE EL LIFTING FACIAL?

Frente a lo que muchas personas creen, la palabra lifting no significa estiramiento, sino levantamiento. Es decir, el lifting facial o ritidectomía se encarga de reposicionar los tejidos faciales y cervicales que han caído por el efecto de la gravedad con el paso de los años. La piel cae, se arruga y pierde elasticidad, pero lo que verdaderamente supone la pérdida del óvalo facial y el aspecto envejecido, es el descolgamiento de lo que está por debajo de la piel.

El lifting facial de lo que médicamente se conoce como sistema musculoaponeurótico superficial (SMAS) es un método quirúrgico mediante el cual se elevan y reposicionan las estructuras de los tejidos conectivos y musculares, que puede requerir de la eliminación de cierta cantidad de piel si la hubiese en exceso tras este restablecimiento. Nuestra técnica Aqualift, consiste en una variable mínimamente invasiva de éste método,  en la que empleamos el procedimiento de liposucción asistida por agua (WAL) para la disección de los tejidos (uno de los pasos esenciales del lifting facial). Por lo tanto, lo que hacemos es preparar las estructuras anatómicas por medio de la hidrosección con Body-jet.

El grado de elasticidad de la piel del paciente es un factor importante en los resultados de Aqualift (lifting facial), por lo que la edad más conveniente para realizar un lifting facial es entre los 40 y 60 años, aunque es posible conseguir efectos satisfactorios en personas de mucha más edad en función de las características de su piel.

Con un lifting facial lo que se consigue es una apariencia de la cara y el cuello más joven y fresca, sin cambiar la personalidad ni restar naturalidad, tampoco se afecta la movilidad facial, con lo cual la expresión queda intacta. En muchas ocasiones, el lifting de cuello suele combinarse con blefaroplastia para conseguir el adecuado resultado en los párpados, y el de cuello, con liposucción (WAL) de la papada, y si es necesario, puede realizar