Asimetría mamaria
5 (100%) 1 voto

Hay diversas causas por las cuales poder presentar una asimetría mamaria. La más frecuente en nuestro medio, y que causa mayores estragos, es la asimetría tras mastectomía por cáncer de mama. Otra causa de asimetría mamaria puede ser una malformación congénita, que en sus diferentes grados, suele padecerse en ambas mamas. Al padecerse por mujeres jóvenes, Éste tipo es motivo de gran repercusión en las relaciones interpersonales, especialmente en lo referente a las relaciones de pareja.

Ficha técnica

  • Duración intervención:
    1-2 horas
  • Anestesia:
    General
  • Hospitalización:
    24h
  • Recuperación:
    Incorporación laboral 1-3sem.
    Ejercicio 3-5 semanas
  • Resultados:
    Inmediatos
    Definitivos a los 3-4 meses
Tratamiento

En personas que hayan sido mastectomizadas y que no sufran malformaciones congénitas mamarias, también es posible la existencia de una cierta asimetría. De hecho, la naturaleza rara vez nos dota de total equilibrio, ya que son numerosos los factores tanto genéticos como ambientales, que desde la vida intrauterina afectan de forma desigual a las diferentes partes de nuestro cuerpo durante el desarrollo. Sin embargo, cuando se trata de grados muy leves, puede pasar desapercibida, incluso se dan casos en que el paciente es informado de la asimetría existente por su cirujano al ser valorado para someterse a alguna intervención quirúrgica.

A la hora de hablar de simetría mamaria, podríamos simplificar diciendo que puede existir asimetría:

  • En el tamaño mamario. La más frecuente, susceptible de corregirse mediante prótesis de aumento mamario de diferente tamaño o con prótesis iguales y extirpando parte del tejido mamario en la mama de mayor tamaño
  • En la forma. Normalmente cuando se asocia algún grado de tuberosidad en una o ambas mamas. En mastectomizadas parciales es una deformidad frecuente, especialmente cuando se resecan grandes porciones de tejido por motivos oncológicos
  • En la base de implantación mamaria: que puede tener diferentes anchuras, o lo que es más difícil de corregir, diferentes alturas sobre el tórax, dando como resultado que un surco submamario sea más alto que el otro
  • En el complejo areola pezón. Cuyos elementos pueden tener, diferente diámetro, tamaño, color, o lo que suele molestar más, estar posicionados a distinta distancia del yugulum esternal, es decir, uno más alto que el otro.

Los casos posibles son tantos y tan variados como las técnicas para mejorarlos. Siempre hay que ser consciente de que es casi imposible lograr una simetría absoluta, las expectativas poco reales serán fuente de problemas y frustración, lo que debe evitarse.

La Doctora Martínez Padilla le asesorará sobre su caso en particular y le ofrecerá la intervención quirúrgica más adecuada al mismo, que probablemente será una combinación de pexias, prótesis y modificación de los surcos submamarios.

En el caso de las mamas tuberosas, reconstrucción es especialmente compleja, requiriendo en muchas ocasiones el trabajo exhaustivo sobre la glándula mamaria

Pasos

1ª Consulta Gratuita

  • Realización de historia clínica (Especial hincapié en enfermedades mamas o intervenciones de las mismas y patologías ginecológicas)
  • Valoración de la piel mamaria, altura, peso, dimensiones del tórax, tamaño de las areolas
  • Entrega de consentimiento informado
  • Información individualizada
  • Presupuesto

2ª Consulta de confirmación (si es necesaria)

  • Fotografías de estudio del caso
  • Valoración de pruebas diagnósticas mamarias aportadas
  • Programación de la intervención

Entrevista anestesiólogo y valoración estudio preoperatorio
Intervención

  • Marcaje preoperatorio
  • Medicamentos para profilaxis antibiótica, antinflamatoria y relajante
  • Intervención quirúrgica de mamoplastia de aumento, y si precisa, simetrización

Postoperatorio

  • Colocación de sujetador
  • Tratamiento médico hospitalario
  • Seguimiento y alta hospitalaria
  • Secuencia de recuperación rápida de fisioterapia postquirúrgica avanzada
Técnica

Abordaje por el surco submamario: Bajo anestesia general, se realiza una incisión de unos 4-6cm (según el tamaño de la prótesis) central y ligeramente lateral en el surco mamario. Se realiza un bolsillo, que salvo excepciones concretas es retropectoral, donde irá alojado el implante de silicona, texturado de gel cohesivo, redondo o anatómico según se precise. Se suturarán los tejidos por planos y por último la piel con sutura intradérmica, que no será visible desde el exterior. Puede requerir algún pequeño punto suelto exterior. En algunos casos es posible que se dejen drenajes aspirativos unas 24h. Se administra antibioterapia durante la intervención y en los días previos, que minimizará el riesgo de infecciones. Por esta vía la glándula mamaria queda indemne y libre de cicatrices.

Abordaje periareolar inferior: Se realiza una incisión en el perímetro areolar, en su mitad inferior. A través de ella se secciona la glándula mamaria hasta llegar a la posición retropectoral o retrogalndular, donde se disecará el bolsillo. El resto es similar al abordaje por el surco.ç

Elección del tipo de anestesia: Realizamos este procedimiento bajo anestesia general, lo que es un valor añadido a la seguridad de una intervención quirúrgica de este tipo, y sólo se utilizará otro tipo de anestesia en el caso de que las particulares características del paciente así lo requieran. El equipo nunca escatimará en esfuerzos en pro de la seguridad y el bienestar del paciente.

¡NUEVO! Insertion Sleeve:

Dispositivo para introducir las prótesis mediante la técnica NO TOUCH, con diversos beneficios para las pacientes:

  • Las prótesis sufren menos estrés mecánico, lo que reduce la posibilidad de daño o rotura.
  • Cicatrices mucho más pequeñas.
  • Decrece el riesgo de lesiones en la piel y de contaminación de los implantes.
  • Disminuye el riesgo de infección y de contractura capsular.
Prótesis

Durante la consulta se informará de la prótesis más adecuada para cada paciente teniendo en cuenta sus características físicas, expectativas y otros factores:

Material:

  • Prótesis con cubierta de silicona sólida, rellenas de gel de silicona: las más habituales. Las más naturales en consistencia y tacto. La cohesividad (consistencia) del gel tiene distintos grados, de menos a más cohesivo. Solemos usar cohesividad grado II-III. En caso de rotura el gel no puede migrar a otras partes del organismo, a diferencia de las de gel líquido.
  • Prótesis con cubierta de silicona y externa de poliuretano, rellenas de gel de silicona: El relleno es igual que en las anteriores, pero la asociación de una capa de poliuretano se ha asociado a un extremadamente bajo riesgo de contractura capsular. Estarían indicadas en casos de contractura capsular de repetición, en pacientes reintervenidas por ello y sin otra causa aparente. Su coste es más elevado.
  • Prótesis con cubierta de silicona sólida, rellenas de suero salino: Su única desventaja respecto al gel de silicona, es que proporciona una consistencia de la mama más dura.
  • Prótesis de cubierta de silicona rellenas de gel cohesivo médico y microesferas de borosilicato (B-lite). Pesan un 30% menos y tienen una mayor resistencia al aplastamiento. Se pueden colocar por delante del músculo con menor riesgo de ptosis, lo que acorta bastante el tiempo de recuperación y las molestias.

Forma:

  • Redondas: Son implantes redondos y más o menos aplanados en sentido anteroposterior en función de la proyección mamaria que se intente conseguir.
  • Anatómicas: De invención más reciente, sobre todo tras surgir la necesidad de reconstrucciones mamarias en mastectomizadas, son un poco aplanadas en su polo superior, como si fueran una gota, simulando más la caída de la glándula mamaria sin sujetador.
  • ¡NUEVO! Adaptativas: Implantes de base redonda que modifican su punto máximo de proyección según la posición del paciente, acentúando la naturalidad de los resultados.

Rugosidad de la superficie:

  • Lisas: No las usamos en la actualidad por las claras desventajas que presentan.
  • Texturadas: De superficie rugosa, de diferente tamaño; disminuyen el riesgo de contractura capsular.
Cuidados

Contraindicaciones:

  • Pueden concurrir circunstancias médicas, como enfermedades graves, tumores, algunas enfermedades reumáticas del colágeno, que contraindiquen una intervención quirúrgica. También puede contraindicarse ante la presencia de ciertas patologías psiquiátricas.

Preoperatorio:

  • Debemos conocer su historia clínica completa con especial importancia a sus patologías previas y alergias medicamentosas. Debe suspender el tabaco antes y después de la intervención. Recomendamos el máximo tiempo posible, pero como mínimo durante dos semanas. El tabaco interfiere muchísimo en la cicatrización y afecta la viabilidad de los tejidos al alterar la microcirculación sanguínea. Debe informar sobre cualquier enfermedad que sufra los días previos y cualquier tratamiento que tome, incluso los homeopáticos. No debe tomar fármacos con efectos antiagregantes como la aspirina, durante las dos semanas anteriores y posteriores a la intervención.
  • No puede comer ni beber absolutamente nada en las 8 horas previas a la intervención.
  • Las prendas de vestir que lleve deben ser cómodas y preferiblemente abiertas por delante.
  • Debe bañarse o ducharse con un jabón antiséptico la tarde de antes de la intervención y no depilarse las axilas en las 48h inmediatamente anteriores a la intervención.
  • Debe acompañarse en la clínica y procurar que puedan llevarla a casa tras la intervención.
  • Hay que eliminar el esmalte de las uñas (no se deben llevar las uñas pintadas)

Complicaciones:

  • Rotación: la doble cápsula, los traumatismos y micro traumatismos, las posturas para dormir de la paciente y otros diversos fenómenos, pueden dar lugar a que las prótesis anatómicas cambien su posición respecto a la mama. Esta complicación no existe con prótesis redondas.
  • Sin mastia
  • Seroma tardío
  • Pliegues
  • Que se vean los bordes
  • Relacionadas con la cápsula protésica. Doble cápsula: cuando se introduce cualquier cuerpo extraño en el organismo, éste lo aísla envolviéndolo en una cápsula fibrosa. Esto es un proceso fisiológico normal. Del grosor y las características de esta cápsula pueden derivarse varias complicaciones. La doble cápsula es un fenómeno relacionado con las prótesis de texturización gruesa, que paradójicamente se crearon para disminuir el riesgo de contractura capsular por su efecto velcro. Al haber dos cápsulas, puede existir líquido entre ellas, con lo que aumenta el riesgo de rotación de la prótesis. Esta complicación no ocurre con prótesis lisas. Contractura capsular: Consiste en la aparición de una cápsula gruesa que llega a comprimir la prótesis y la fija de forma inadecuada, alterándose su forma y posición. Los riesgos relacionados con la cápsula son mayores ante tamaños de prótesis más grandes.
  • Hematoma tardío
  • Asimetrías
Testimonios
Comentarios