Mamas tuberosas
5 (100%) 2 votos

Una malformación congénita se caracteriza porque está presente desde el nacimiento, como es el caso de las mamas tuberosas, mamas tubulares o constrictas, aunque no se ponen en evidencia hasta la pubertad, momento del desarrollo mamario bajo la influencia hormonal. A simple vista son mamas estrechas, separadas y de forma alargada. Suelen tener las areolas sobresalientes y grandes, estrías y los surcos altos.

Ficha técnica

  • Duración intervención:
    2-2,5 horas
  • Anestesia:
    General
  • Hospitalización:
    24h
  • Recuperación:
    Incorporación laboral 2-3sem.
    Ejercicio 3-5 semanas
  • Resultados:
    Inmediatos
    Definitivos a los 4-6 meses
Tratamiento

Mamas Tuberosas. Tratamiento:

Muchas chicas están entusiasmadas con los cambios acontecidos en el desarrollo y suelen desear el crecimiento mamario. Se produce una gran decepción cuando las mamas crecen presentando la deformidad conocida como mamas tuberosas, mamas tubulares, caprinas, constrictas, constreñidas…y otras muchas denominaciones.

Muchas mujeres con senos tuberosos no saben que padecen esta deformidad congénita. Ven sus mamas feas y creen que son asÍ, que han tenido mala suerte, que las suyas simplemente no son bellas. Son frecuentes incluso asimetrías tan importantes que se evidencien vestidas con la mayoría  e prendas. Muchas se limitan en lo social con consecuencias funestas y con deterioro brutal especialmente en cuanto a la gran limitación que sienten para mantener relaciones sexuales. En muchas ocasiones pueden asociarse a introversion, timidez, inseguridad e incluso depresión.

Al no saber que se trata de una malformación y que puede mejorarse mucho con cirugía, en ocasiones no piden ayuda, o solicitan un aumento mamario simple, si son pequeñas o una reducción si son macromisticas.

Suele presentarse como un pecho cónico o tubular, con la areola muy grande y herniada, con los surcos submamarios altos, mamas muy separadas y con muy poco tejido inferior, con elevada frecuencia hay estrías incluso en pechos que siempre han sido pequeños. Según la afectación hay cuatro grados

  1. Falta de desarrollo o expansión de los cuadrantes ínfero internos
  2. Falta de desarrollo de los cuadrantes inferiores
  3. Areolas dilatadas y acortamiento de la distancia del complejo areola pezón al surco
  4. Areolas dilatadas y prolapsadas, con contrición severa del tejido en los cuadrantes inferiores

Según la gravedad, serán subsidiarias de diferentes tratamientos, desde cortes para la expansión glandular en los casos leves, a cirugías complejas de reposicionamiento y remodelamiento del tejido mamario presente. Técnica de Pucket en los casos más severos, o técnicas de multicorte radial en circunferencial.  En muchos casos es necesario adicionar prótesis, que, por las propias características de la malformación, se suelen recomendar de tipo anatómico, para aportar mayor volumen y capacidad de distensión del polo inferior. En gran cantidad de casos, existirán también asimetrías, que obligarán a reducir la mama más pequeña o a usar implantes mamarios de distintas medidas para cada mama. Algunas marcas ofrecen la posibilidad de elegir implantes anatómicos con características determinadas que beneficiarán especialmente la expansión mantenimiento de la forma del polo inferior en la mama tuberosa.

Las características de la piel de estas pacientes, en muchas ocasiones, obliga a la cirugía de retoque de cicatrices, especialmente de las areolares, para conseguir resultados más estéticos o dilataciones areolares secundarias, que no siempre son controlables con las técnicas de cerclaje areolar o Hammond.

Los resultados se harán esperar entre 4 y 6 meses, en la mayoría de los casos.

Pasos

Mamas Tuberosas. Pasos:

1ª Consulta Gratuita

  • Realización de historia clínica (Especial hincapié en enfermedades mamas o intervenciones de las mismas y patologías ginecológicas)
  • Valoración de la piel mamaria, altura, peso, dimensiones del tórax, tamaño de las areolas, elasticidad de la piel
  • Valoración de expectativas de la paciente y aclaraciones de las metas alcanzables, en consonancia con la técnica y/o las prótesis acordadas.
  • Entrega de consentimiento informado individualizado.
  • Información individualizada
  • Presupuesto

2ª Consulta de confirmación 

  • Fotografías de estudio del caso, posible recreación de modelo tridimensional.
  • Valoración de pruebas diagnósticas mamarias aportadas
  • Programación de la intervención

Entrevista anestesiólogo y valoración estudio preoperatorio
Intervención

  • Marcaje preoperatorio
  • Medicamentos para profilaxis antibiótica, antinflamatoria y relajante
  • Intervención quirúrgica de reconstrucción mamaria por mamas tuberosas con la técnica acordada en las consultas

Postoperatorio

  • Colocación de prenda postquirúrgica
  • Tratamiento médico hospitalario
  • Seguimiento y alta hospitalaria
  • Secuencia de recuperación rápida de fisioterapia postquirúrgica avanzada si procede
  • Revisiones
Técnica

Mamas Tuberosas. Técnica:

La técnica variará según el caso. En la mayoría de las pacientes, se realizará un abordaje por vía periareolar con incisión hemiareolar inferior, que nos permitirá también la reducción del tamaño de las areolas si procediera. Según el caso, realizaremos una reducción de tejido mamario, si la mama fuera macromástica, que puede requerir de incisiones y resecciones más amplias, que generarán cicatrices en T, como se describe en la cirugía de reducción mamaria. en otras ocasiones, adicionaremos prótesis, recomendablemente anatómicas, que se tendrán que ver acompañadas de diversos cortes del anillo fibroso que envuelve la periferia de la mama tuberosa. 

Prótesis

Mamas Tuberosas. Prótesis:

Durante la consulta se informará de la prótesis más adecuada para cada paciente teniendo en cuenta sus características físicas, expectativas y otros factores:

Material:

  • Prótesis con cubierta de silicona sólida, rellenas de gel de silicona: las más habituales. Las más naturales en consistencia y tacto. La cohesividad (consistencia) del gel tiene distintos grados, de menos a más cohesivo. Solemos usar cohesividad grado II-III. En caso de rotura el gel no puede migrar a otras partes del organismo, a diferencia de las de gel líquido.
  • Prótesis con cubierta de silicona y externa de poliuretano, rellenas de gel de silicona: El relleno es igual que en las anteriores, pero la asociación de una capa de poliuretano se ha asociado a un extremadamente bajo riesgo de contractura capsular. Estarían indicadas en casos de contractura capsular de repetición, en pacientes reintervenidas por ello y sin otra causa aparente. Su coste es más elevado.
  • Prótesis con cubierta de silicona sólida, rellenas de suero salino: Su única desventaja respecto al gel de silicona, es que proporciona una consistencia de la mama más dura.
  • Prótesis de cubierta de silicona rellenas de gel cohesivo médico y microesferas de borosilicato (B-lite). Pesan un 30% menos y tienen una mayor resistencia al aplastamiento. Se pueden colocar por delante del músculo con menor riesgo de ptosis, lo que acorta bastante el tiempo de recuperación y las molestias. En ocasiones estas prótesis pueden no ser recomendables para corregir la tuberosidad, ya que estos pechos suelen necesitar peso en el polo inferior.

Forma:

  • Redondas: Son implantes redondos y más o menos aplanados en sentido anteroposterior en función de la proyección mamaria que se intente conseguir.
  • Anatómicas: De invención más reciente, sobre todo tras surgir la necesidad de reconstrucciones mamarias en mastectomizadas, son un poco aplanadas en su polo superior, como si fueran una gota, simulando más la caída de la glándula mamaria sin sujetador.
  • ¡NUEVO! Adaptativas: Implantes de base redonda que modifican su punto máximo de proyección según la posición del paciente, acentúando la naturalidad de los resultados.

Rugosidad de la superficie:

  • Lisas: No las usamos en la actualidad por las claras desventajas que presentan.
  • Texturadas: De superficie rugosa, de diferente tamaño; disminuyen el riesgo de contractura capsular.
Cuidados

Mamas Tuberosas. Cuidados:

Contraindicaciones:

  • Para el caso de las mamas tuberosas, pueden concurrir circunstancias médicas, como enfermedades graves, tumores, algunas enfermedades reumáticas del colágeno, que contraindiquen una intervención quirúrgica. También puede contraindicarse ante la presencia de ciertas patologías psiquiátricas.

Preoperatorio:

  • Debemos conocer su historia clínica completa con especial importancia a sus patologías previas y alergias medicamentosas. Debe suspender el tabaco antes y después de la intervención. Recomendamos el máximo tiempo posible, pero como mínimo durante dos semanas. El tabaco interfiere muchísimo en la cicatrización y afecta la viabilidad de los tejidos al alterar la microcirculación sanguínea. Debe informar sobre cualquier enfermedad que sufra los días previos y cualquier tratamiento que tome, incluso los homeopáticos. No debe tomar fármacos con efectos antiagregantes como la aspirina, durante las dos semanas anteriores y posteriores a la intervención.
  • No puede comer ni beber absolutamente nada en las 8 horas previas a la intervención.
  • Las prendas de vestir que lleve deben ser cómodas y preferiblemente abiertas por delante.
  • Debe bañarse o ducharse con un jabón antiséptico la tarde de antes de la intervención y no depilarse las axilas en las 48h inmediatamente anteriores a la intervención.
  • Debe acompañarse en la clínica y procurar que puedan llevarla a casa tras la intervención.
  • Hay que eliminar el esmalte de las uñas (no se deben llevar las uñas pintadas). 

Complicaciones:

  • Rotación: la doble cápsula, los traumatismos y micro traumatismos, las posturas para dormir de la paciente y otros diversos fenómenos, pueden dar lugar a que las prótesis anatómicas cambien su posición respecto a la mama. Esta complicación no existe con prótesis redondas.
  • Sin mastia
  • Seroma tardío
  • Pliegues
  • Que se vean los bordes
  • Relacionadas con la cápsula protésica. Doble cápsula: cuando se introduce cualquier cuerpo extraño en el organismo, éste lo aísla envolviéndolo en una cápsula fibrosa. Esto es un proceso fisiológico normal. Del grosor y las características de esta cápsula pueden derivarse varias complicaciones. La doble cápsula es un fenómeno relacionado con las prótesis de texturización gruesa, que paradójicamente se crearon para disminuir el riesgo de contractura capsular por su efecto velcro. Al haber dos cápsulas, puede existir líquido entre ellas, con lo que aumenta el riesgo de rotación de la prótesis. Esta complicación no ocurre con prótesis lisas. Contractura capsular: Consiste en la aparición de una cápsula gruesa que llega a comprimir la prótesis y la fija de forma inadecuada, alterándose su forma y posición. Los riesgos relacionados con la cápsula son mayores ante tamaños de prótesis más grandes.
  • Hematoma tardío
  • Asimetrías
Testimonios
Comentarios