En Tratamientos Medicina Estética

Ponerse botox en los labios o ácido hialurónico en las patas de gallo, son dos afirmaciones erróneas que oímos con frecuencia. Para muchas personas no hay diferencias entre Botox y Ácido hialurónico, pensando que tienen el mismo efecto o fines parecidos, pero no es así. Aclaremos dudas:

¿Qué es el botox y para qué se usa?

El botox (toxina botulínica, botox es un nombre comercial) es una neurotoxina que se obtiene de una bacteria y aunque lo normal es asociar su uso con la medicina estética tiene más aplicaciones en el campo de la medicina general con fines terapéuticos, como el tratamiento de migrañas, el estrabismo, la hiperhidrosis o la coitalgia.

En su aplicación en la medicina estética, el botox reduce la posibilidad de movilidad en la zona en que se inyecta, paralizando parcialmente el músculo y limitando su movimiento para evitar la aparición de los pliegues en la piel derivados del movimiento continuado del mismo, las arrugas dinámicas de expresión.

En nuestro campo también tiene usos más allá de atenuar las arrugas, como revertir la sudoración excesiva o tratar el bruxismo, aliviando los síntomas de esta patología además de afinar la línea mandibular.

¿Qué es el ácido hialurónico y para qué se usa?

El ácido hialurónico es una sustancia que produce nuestro organismo de forma natural. La función principal del ácido hialurónico de nuestro cuerpo es la de retener el agua para que tejidos cutáneos, articulaciones o cartílagos estén hidratados y saludables.

El proceso natural de envejecimiento del organismo provoca que su densidad vaya cayendo con los años. Esta pérdida de ácido hialurónico provoca que vayamos siendo menos capaces de captar agua y de mantener el volumen típico de la juventud en algunas zonas (pómulos, malares, ojeras, surcos nasogenianos, etc.) por lo que aparecen las arrugas estáticas y la flacidez, entre otros signos (deshidratación en las labios, por ejemplo). Las infiltraciones de ácido hialurónico permiten dar volumen e hidratar en aquellas áreas en que el paciente lo necesite y con efectos prolongados en el tiempo. Existen dos tipos de ácido hialurónico específico según las necesidades de la zona a tratar: el ácido hialurónico reticulado y no reticulado.

Ácido hialurónico reticulado tiene una mayor consistencia y rigidez que lo hace más perdurable en el tiempo. Se utiliza para efectuar rellenos que pretenden aportar volumen.

Ácido hialurónico no reticulado, es más ligero e inestable tras su aplicación, se suele usar como complemento de hidratación. Se combina con otros nutrientes esenciales y vitaminas para aportar a la piel una nutrición extra. Se usa sobre todo en mesoterapias faciales.

¿Similitudes de ácido hialurónico y el botox?

  • Ambos son tratamientos inyectables, se infiltran con aguja o cánula en algunos casos -como el ácido hialurónico en ojeras-
  • Son tratamientos de medicina estética y se aplican rápidamente, no más de 15 0 20 minutos cada uno de ellos
  • Cada tratamiento se comercializa por 1 ampolla o 1 vial de 1 centímetro cúbico.
  • Los tratamientos deben aplicarse a una misma persona y no compartirlo entre varios pacientes, para garantizar la esterilidad de los productos.
  • El botox y el ácido hialurónico son tratamientos reversibles, esto quiere decir que sus resultados no son permanentes y con el paso del tiempo sus efectos van desapareciendo.

¿Diferencias entre botox y ácido hialurónico?

  • El Botox paraliza la musculatura, evitando producir arrugas por movimiento, en cambio el Ácido Hialurónico rellena las arrugas o surcos.
  • El Botox se utiliza en el tercio superior del rostro o en los músculos maseteros y el Ácido Hialurónico en cualquier parte del rostro
  • El Botox se aplica sobre los músculos faciales cuya contracción deseamos disminuir y el Ácido Hialurónico se aplica sobre la arruga o surco que deseamos rellenar.
  • El botox no aporta ningún volumen, y el ácido hialurónico sí (cuando es reticulado).
Entradas Recomendadas
Alternativas para la elevación de cejas con y sin cirugia en sevillaoperacion bikini sin cirugia INDIBA DEEP CARE, lipolaser verjú, presoterapia médica