En Dra Martinez Padilla

El cirujano plástico más famoso del mundo ha fallecido con 93 años en su ciudad natal, Río de Janerio

Formado en Brasil, EE.UU. y Europa en los años 40 y 50, enseñó la especialidad a varias generaciones de cirujanos en su país. Este científico e intelectual, además de operar, dedicó gran parte de su vida a una extensa labor investigadora sobre la cirugía plástica, escribiendo diversos libros sobre el tema. Además sus trabajos fueron publicados en las revistas científicas más importantes del mundo.

Se dice que Pitanguy operó a grandes y conocidas mujeres como Gina Lollobrigida, Brigitte Bardot, Zsa Zsa Gabor, Farah Diba o Jackie Kennedy; y a importantes hombres como el rey Hussein de Jordania, Muamar el Gadafi, o Tom Cruise, aunque lo cierto es que este cirujano plástico no desvelaba jamás a sus célebres pacientes por lo que todo quedaría en la rumorología social.

Además de operar a miembros de la alta sociedad y conocidos famosos,  ofrecía sus servicios de forma gratuita un día a la semana a los menos pudientes. Un hecho que le hizo ganar fama de doctor entrañable y muy querido entre los brasileños fue prestar sus servicios a las víctimas de un desastre como fue el incendio de una carpa de circo en 1961 que provocó importantes quemaduras en cientos de asistentes. El cirujano estuvo 3 días operando a muchas de las víctimas de aquella tragedia ayudando a salvar vidas y también ayudó después a reparar la desfiguración de los afectados.

El conocido doctor defendía que su profesión debía tener el mismo rigor, seriedad y austeridad que cualquier otro hospitalario quirúrgico, e intentaba por todos los medios huir de la banalización de la cirugía.

Nuestra Directora Médica y Cirujana Plástica, la Doctora Martínez Padilla, tuvo la oportunidad de conocer personalmente al Doctor y coincidieron en varias ocasiones. La última vez fue en un curso realizado por la clínica Planas de Barcelona, donde Pintaguy ofrecía una conferencia magistral sobre lifting y rinoplastia y el ideal de belleza. La Doctora nos cuenta que tiene un recuerdo entrañable de esta ocasión, y que coincide bastante con el brasileño en el concepto de la relatividad de la belleza, ya que no hay un ideal exacto sobre este tema. «Los seres humanos concebimos la belleza como algo arbitrario, es muy subjetiva», comenta la Dra. Martínez Padilla: «Los brasileños tienen una forma diferente de operar a los europeos, ellos suele tener unos resultados más llamativos y espectaculares, por su concepción de belleza, pero Pitanguy siempre se mantuvo en una línea muy elegante, una moderación que hizo que a los pacientes les encantaran los resultados naturales y acordes al cuerpo, que es la misma forma en la que yo trabajo mi cirugía plástica, siempre busco resultados moderados en líneas naturales, respetando la anatomía de cada uno, para lograr la proporcionalidad correcta, el rompía ese canon de cirugía brasileña exuberante, en busca de una cirugía acorde al cuerpo y defendía una belleza bonita y equilibrada »

En definitiva, la forma de concebir la cirugía plástica de Pitanguy coincide mucho con el concepto de Aurea Clinic, la naturalidad, la proporción y el equilibrio deben primar por encima de todo, y descubrir nuestro mejor yo nos ayuda a encontrarnos genial con nosotros mismo, por dentro y por fuera.

Hace unos días, Pitanguy portó la antorcha olímpica por las calles de su ciudad, Río de Janeiro. Y su llama se apagaba al día siguiente, tras 60.000 operaciones, 1.500 conferencias, 800 trabajos científicos y 400 médicos formados por él. El cirujano plástico se preocupó de que la cirugía estética y reparadora se convirtiese en una disciplina médica respetable.

Publicaciones Recientes
La Dra Martínez Padilla en SevillaDoctora Martínez Padilla en Gestiona Radio