En Tratamientos Cirugía Estética

¿Qué es la mentoplastia y cuál es su objetivo?

La mentoplastia es la cirugía del mentón, y tiene como objetivo corregir la forma, el tamaño o la posición de éste para lograr un perfil equilibrado con el resto de la estructura facial así como modificarlo para corregirlo por malformaciones u otros motivos.

Se trata de un procedimiento quirúrgico relativamente sencillo y rápido, con unos resultados estéticos muy satisfactorios. A veces se combina con otras cirugías faciales para maximizar los cambios deseados: es normal hacerlo junto a una rinoplastia, bichectomía o liposucción de papada. En casos más extremos se combina junto a una cirugía ortognática para corregir la mordida. A la suma de rinoplastia y mentoplastia de avance o de reducción se le conoce como perfiloplastia por la notable mejora que supone para el perfil del paciente. 

Tipos y técnicas de cirugía de mentón

Mentoplastia de reducción o retroceso: 

La mentoplastia de reducción está destinada a cambiar la forma de la barbilla reduciendo el tamaño de esta, haciendo el efecto de “retroceso” del mentón. La mentoplastia de reducción se lleva a cabo mediante el raspado del hueso o ya en caso más extremos cuando la barbilla es más grande se hace mediante una osteotomía. El abordaje para llevar a cabo la mentoplastia se suele hacer por dentro de la boca y las cicatrices no quedan visibles. 

Mentoplastia de avance o de aumento:

En cambio la mentoplastia de aumento tiene como finalidad otorgar mayor proyección o definición a la barbilla en los casos en los que en el mentón es pequeño en proporción con el resto del rostro. 

Utilizamos tres técnicas para llevar a cabo una mentoplastia de aumento: mediante el uso de prótesis, realizando un lipofilling desde un área donante de grasa hasta el mentón (relleno con grasa propia) y nuestra técnica preferida, que es la de diseccionar el mentón y realizar el avance con la ayuda de unas microplacas para su fijación en una posición más adelantada. 

Por necesidades del caso concreto también pueden combinarse técnicas quirúrgicas para mejorar asimetrías faciales. 

Ventajas de la mentoplastia (cirugía de mentón) o genioplastia

La mentoplastia tiene múltiples ventajas:

  • Es una intervención relativamente sencilla, de corta duración, entre 30 minutos a 1 hora aproximadamente.
  • Se puede realizar en la mayoría de los casos bajo anestesia local y sedación. requiere pernoctar en el hospital
  • La cirugía de barbilla se puede realizar de forma ambulatoria, sin necesidad de hospitalización.
  • Las cicatrices de la intervención no son visibles ya que quedan ocultas en el interior de la boca.
  • Mejora notablemente el aspecto de la cara aportando equilibrio y uniformidad
  • Se consigue un mentón muy natural porque aporta la armonía que le faltaba al rostro. 
  • La mentoplastia soluciona problemas en la estructura facial y en el perfil del paciente.
  • Es una cirugía segura, poco invasiva y de corta duración.
  • Los resultados son permanentes e inmediatos, aunque definitivos tras el periodo de recuperación definitiva, que puede variar entre 10 días y 3 meses según el caso. 
  • El postoperatorio es por lo general, rápido e indoloro.

La alternativa no quirúrgica a la mentoplastia de avance es rellenar la zona con ácido hialurónico o para corregir una línea mandibular poco definida mediante inyección de materiales que aportan volúmen y redefinen la zona. La desventaja de estos rellenos respecto de la mentoplastia es que los resultados no son permanentes. Pide una primera consulta gratuita y te asesoraremos qué es lo más indicado para tu caso.

Entradas Recomendadas
Showing 2 comments
Tipos de Prótesis mamarias Motiva Implants Redonda Anatómica y ErgonómicaCIRUGÍA DE OREJAS CUÁNDO QUITAR LOS PUNTOS TRAS UNA OTOPLASTIA