Neuromodulación facial: qué es y para qué se usa

La neuromodulación facial es uno de los tratamientos más populares entre hombres y mujeres por su resultado inmediato, rápido en su empleo, indoloro, con mínimos efectos adversos, etc.

Es un tratamiento que se obtiene de una bacteria y aunque lo normal es asociar su uso con la medicina estética tiene diversas aplicaciones en el campo de la medicina general con fines terapéuticos (enfermedades neuronales, migrañas, fisuras anales…)

En el campo de la medicina estética no solo tiene un fin estético -atenuar arrugas de expresión- sino que también tiene un sentido funcional, se usa para tratar la hiperhidrosis, el bruxismo o la migraña.

¿Cómo funciona la neuromodulación facial? ¿Dónde se coloca y cómo actúa?

La neuromodulación facial merma la posibilidad de movilidad en la zona donde se inyecta, esto es que paraliza parcialmente el músculo limitando su movimiento para evitar la aparición de los pliegues en la piel derivado del movimiento continuado del mismo.

La colocación del tratamiento para eliminar arrugas dinámicas en medicina estética habitualmente se realiza en el tercio superior facial para eliminar las líneas de expresión y arrugas dinámicas como las patas de gallo o las arrugas del entrecejo.

Dolores de cabeza, mandíbula, oído o el  desgaste de las piezas bucales son consecuencias de quienes sufren bruxismo. Dejar de rechinar los dientes es posible gracias a la neuromodulación mediante infiltraciones del producto en el músculo masetero. Al relajar el músculo masetero (se pierde un poco de fuerza) dejamos de ejercer presión de manera inconsciente en el mismo.

En el caso de las migrañas, se usa como un tratamiento de mantenimiento pautado inyectando el tratamiento cada cierto tiempo.

Aquí el producto relaja el músculo temporal (lo que conocemos con la sien) reduciendo los estímulos sensoriales que llegan al sistema nervioso. Hay que destacar que la neuromodulación para la migraña no significa la curación de la patología, pero sí es un remedio muy eficaz, sobre todo en casos en que el dolor de cabeza es una consecuencia directa del bruxismo, porque el músculo temporal participa constantemente en la masticación.

La hiperhidrosis, exceso de sudoración, se trata mediante la neuromodulación en zonas diferentes: en axilas, pies y manos y ofrece unos resultados efectivos con una duración mínima de 6 meses. 

Más información en el 954 445 113

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a la newsletter

Pide Cita ahora

Rellena el formulario para concertar una cita o llámanos al 954 445 113

Le informamos que el responsable del tratamiento de estos datos es AUREA HEALTHCARE S.L.P y la finalidad del mismo es la gestión, estudio y resolución de las consultas efectuadas y, en caso de que así expresamente lo consienta marcando la casilla al efecto, para el envío de comunicaciones comerciales de nuestros productos y servicios, encontrándonos legitimados para este tratamiento a través del consentimiento que nos está otorgando en este acto. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Usted certifica que es mayor de 14 años y que por lo tanto posee la capacidad legal necesaria para la prestación de este consentimiento y todo ello, de conformidad con lo establecido en la Política de Privacidad. Puede usted acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos pinchando aquí + info