En Noticias de Aurea Clinic

Terminaron las vacaciones y no te ha dado tiempo de acudir a la consulta: te hablamos de los procedimientos que no requieren baja laboral.

Septiembre de 2018. La vuelta al cole, la melancolía de playa, el comienzo de la dieta, la intención de dejar de fumar. Propósitos. Casi más que en año nuevo. Pero, ¿y el retoque pa cuándo?

Y es que es muy normal recibir consultas en estos días, que, con agobios presentes, nos cuentan:

La celulitis me la he visto yo este año en San Lúcar; – No me he dado cuenta de que tenía el párpado caído hasta que no he tenido tiempo para maquillarme durante el verano; -Me han salido arrugas en el entrecejo de mirar el sol…. Y, a coro: “¡y ahora empiezo a trabajar y ya no me puedo hacer nada!” Tranquilidad en las masas.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, hay muchísimos procedimientos, tanto de medicina estética como de cirugía plástica, que no requieren una retirada de nuestra actividad diaria. Es cierto que, lo mejor es elegir una fecha en que podamos atender las recomendaciones médicas sin prisas, pero también lo es que muchas de ellas no van más allá de cesar ciertas actividades deportivas, usar protección solar o curarse pequeñas heridas.

Esta semana, nuestra Directora Médica, la cirujana plástica Ana Martínez Padilla, ha tratado este tema en Ondacero Radio, enumerando algunos de los procedimientos que pueden realizarse casi en cualquier momento, los repasamos aquí:

  • Toxina Botulínica, más conocida como botox: Se trata de una proteína que se inyecta en zonas controladas, no solo para eliminar las arrugas de expresión (con efectos alucinantes) sino también para el tratamiento del parpadeo incontrolable, el estrabismo, la hiperhidrosis o el bruxismo. Aunque su aplicación tiene resultados estéticos muy satisfactorios, que se perciben transcurridos unos 10 días de la inyección, es un tratamiento que no requiere faltar al trabajo, tan solo hay que estar 4 horas sin agachar la cabeza.

 

  • Hilos tensores: en aplicar el botox tardamos 5 minutos, y en colocar unos cuantos hilos tensores, tan solo 1 hora. Los hilos han evolucionado mucho, hace unos años había que colocarlos de decenas en decenas, y ahora es suficiente con un par de pares para levantar las cejas, dibujar el óvalo facial o definir el cuello. El efecto de los hilos cónicos supone un levantamiento de la zona que se trate de casi un centímetro, de manera instantánea. Hace varios siglos, esto casi se hubiera considerado brujería. Se introducen en la piel bajo un poco de anestesia local, y las complicaciones más frecuentes son hematomas o inflamación que duran un par de días. ¿Qué excusa puedes poner? Fuiste al dentista, que causa menos envidia.

 

  • Otoplastia: la cirugía estrella entre hombres y niños, aquella mediante la que se corrige la desproporción de las orejas por su tamaño, forma, o ángulo de inclinación respecto de la cabeza. Ya existen métodos para corregir el polo superior de la oreja sin cirugía, como lo es el Earfold, en el que se colocan unos implantes para recrear el pliegue del antihelix, en tan solo 10 minutos. Incluso en las otoplastias con la técnica tradicional, cirugías de aproximadamente hora y media de duración, la recuperación se basa en estar pocos días sin hacer sobre esfuerzos, vestir una prenda de presoterapia y contribuir a bajar la inflamación, por lo que muchas veces se programan para los jueves y el lunes, ¡a la ofi!.

 

  • Bichectomía: Las bolas de bichat (una cantidad de grasa que hay debajo de las mejillas) se extirpan fácilmente en un proceso quirúrgico con anestesia local. Las incisiones quedan en el interior de la boca, por lo que son imperceptibles. El resultado es un rostro más afinado, así como pómulos algo más marcados. Los cuidados post-operatorios son muy similares a los que se indican tras sacar una muela del juicio.

 

  • Agualipo:  Quien no sepa lo que es una liposucción, ni haya pensado nunca en hacérsela, que tire la primera piedra. Sin embargo, muchos temerosos han paliado sus deseos de eliminar la grasa localizada para siempre por los rumores de tratarse de una operación dolorosa. Con los sistemas de liposucción tradicionales, quizá. Desde luego no con Agualipo, que es la tecnología más puntera y menos invasiva para el cuerpo que existe en el mundo para aspirar la grasa. Mediante esta técnica se tratan grados leves de ginecomastia, lipodistrofias abdominales o en las piernas, y los pacientes ni siquiera tienen que dormir en el hospital ni interrumpir sus quehaceres. Hay que vestir faja durante algún tiempo para favorecer la retracción de la piel, pero nada más.

Conclusión: antes de los mazapanes puedes solucionar aquello que te preocupe, sin tener en cuenta una baja laboral. Eso sí, pídenos tu cita pronto!

Primera consulta gratuita en el 954 445 113 o en aureaclinic.com

Entradas Recomendadas
Entrevista Canal Sur programa "Por tu salud"Lipouscción Sevilla Agualipo Aurea Clinic