En Noticias de Aurea Clinic, Tratamientos Medicina Estética

Algunas técnicas de medicina estética como el Foxy eyes han popularizado aún más el uso de hilos tensores en nuestras consultas, dejando de estar este tratamiento asociado a la alternativa al lifting facial para personas de una edad mediana o más avanzada, para pasar a ser un gran aliado en pacientes jóvenes que desean redirigir sus facciones o colocarse estos hilos para ejercer tracción en las cejas y conseguir una mirada más despejada y sexy.

¿Qué son los hilos tensores y para qué sirven?

Los hilos tensores son un método de rejuvenecimiento facial, basado en la implantación de hilos reabsorbibles en el rostro (también en el cuerpo). Provocan un efecto lifting que se aprecia de forma inmediata, gracias tanto a la capacidad de los mismos para direccionar los tejidos como por el hecho de que favorecen la producción natural de colágeno, estimulando el rejuvenecimiento de la piel.

¿Por qué encontramos hilos tensores desde 17 euros hasta 600 euros?

La oferta de hilos es tan dispar como sus precios, por ello hoy os vamos a contar qué tipo de hilos tensores existen y para qué sirve cada uno de ellos.

Tipos hilos tensores 

Los hilos tensores se clasifican tanto por su composición como por el carácter de su cobertura: lisos o espiculados. Según su composición, existen principalmente 3 tipos de hilos tensores y cada uno tiene una aplicación, efecto y durabilidad diferentes:

  • Hilos PDO
  • Hilos de policaprolactona
  • Hilos de ácido poliláctico (polixioxanona)

HILOS TENSORES DE PDO

Los hilos PDO también son conocidos como hilos lisos. Están indicados para casos de flacidez leve. Su efecto tensor se consigue por bioestimulación, pero al tratarse hilos lisos no ejercen tracción mecánica. Este tipo de hilos tensores son reabsorbibles y están indicados para prevenir y tratar los cambios involutivos causados por el envejecimiento. Se aplican en zonas faciales como cara y cuello y también en zonas corporales como brazos, vientre y cara interna de los muslos. 

Conforme envejecemos, la piel y los músculos de la región facial empiezan a perder tono. La implantación del hilo de PDO puede mejorar los signos del envejecimiento mediante el relleno de la arruga con colágeno propio. Igual ocurre con algunas zonas corporales, que muestran signos de flacidez más tempranamente. Cuando se usan estos hilos para un tratamiento, se colocan en varias decenas (aproximadamente 20 para tratamientos faciales y entre 60 y 100 para corporales). 

HILOS POLICAPROLACTONA

Los hilos de policaprolactona suelen ser espiculados o hilos con multifilamentos, siendo más resistentes que los anteriores, y sirven para tratar una flacidez moderada. Estos hilos faciales, se introducen mediante una cánula fina quedando sujetos gracias a las espículas (pequeñas espículas por las que se enganchan a la dermis quedando anclados a esta mediante fibrosis). 

Con la aplicación de este tipo de hilos tensores conseguimos un efecto tensor más efectivo, así como un resultado de mayor duración. En su aplicación estética también son reabsorbibles y la duración de este tipo de hilos tensores son de 12 a 24 meses. Dependiendo del tipo de tratamiento, se usan entre 2 y 10 hilos por paciente

La marca líder de este tipo de hilos es Aptos, y son los más usados por los cirujanos plásticos porque se requiere un conocimiento profundo de la anatomía facial para insertarlos en una posición adecuada.

HILOS TENSORES DE ÁCIDO POLILÁCTICO

En el caso de los hilos de ácido poliláctico, los más famosos son los hilos Silhouette Soft, y al aplicarlos también se consigue una tracción mecánica que recoloca la piel tirando de esta hacia arriba que se logra porque cada hilo lleva un pequeño cono en el extremo y durante el trayecto del hilo, se quedan anclados al tejido. Estos hilos faciales también son reabsorbibles.

Cuándo se usan los hilos tensores y por qué

Podemos comparar el material con que se fabrican los hilos tensores al ácido hialurónico, siendo ambos rellenos dérmicos biodegradables de absorción lenta. Los signos de envejecimiento en el rostro son principalmente dos: flacidez y falta de volumen por la atrofia que se produce en los tejidos con el paso de los años. Sin embargo, puede ser que un paciente presente de manera más acusada uno u otro signo por sus características concretas. Los hilos se utilizan cuando existe flacidez (laxitud cutánea) o cuando por factores genéticos o de otra índole, las facciones están dirigidas de una manera poco estética (cejas caídas por ejemplo). Esto es porque con los hilos no pretendemos rellenar, sino crear bajo la piel una especie de malla que sirva de sustento a la piel y que la reposicione. Se trata de una técnica para redefinir el rostro, favoreciendo además la creación de colágeno y por tanto las arrugas. Proporcionan un efecto lifting muy natural con el que se logra recuperar la tersura y la firmeza de la piel, aunque en algunos casos, deben combinarse con rellenos de ácido hialurónico que aporten proyección a las áreas que requieren volumen

Los hilos tensores de ácido poliláctico y de policaprolactona se aplican en unos 45 minutos y aunque no requieren de baja laboral, requieren de ciertos cuidados post-tratamiento y de algo de paciencia para observar los resultados definitivos.

Precios de hilos tensores

El precio de los hilos tensores depende de las características del hilo y lo que el hilo nos permite realizar y conseguir en el tejido en el que se implante. Los diferentes laboratorios comercializan sus hilos a diferentes precios según la capacidad de tracción que ofrecen, su resistencia y durabilidad, así como el grado de efectos no deseados que puedan producir: inflamación, molestias, etc. 

Los hilos PDO por ejemplo, son unos hilos muy pequeños y más económicos que nos permiten implantarlos de manera múltiple en la zona a tratar (30, 40 hilos de PDO, etc.) de esta manera conseguimos que la piel genere colágeno reaccionando a estos. Sin embargo, no producen resultados espectaculares.

Los hilos espiculados, tienen mayor longitud y realizan un efecto tensor o efecto lifting por lo que podemos insertar una unidad por cada lado de la cara. Evidentemente a menor necesidad de hilos para conseguir el resultado, mayor precio tendrá el hilo por las características inherentes es este.

Hilos tensores en Sevilla

El mejor tratamiento de hilos tensores es el que el especialista determine para tu caso concreto, buscando siempre el tratamiento menos invasivo para ti. Pide cita en Aurea Clinic y estudiaremos tu caso para conseguir el mejor de los resultados con hilos tensores.  

 

Entradas Recomendadas

Comentario

rinoplastia abierta o cerradatalla de sujetador tras un aumento de pecho