En Noticias de Aurea Clinic
Cirugía íntima: ¿Se puede volver a ser Virgen?
5 (100%) 1 voto

Llevamos un tiempo observando cómo la cirugía plástica se está trasladando del ámbito más público a la más absoluta privacidad de las personas; es decir, si ha habido épocas en las que los pacientes acudían a las manos de los cirujanos para desplegar su atractivo en la calle, a ojos de los demás, ahora vemos la veracidad que está cobrando esa afirmación siempre en entredicho de “Lo hago para mi”.

Con más detalle, cada vez se realizan más operaciones y retoques que solo se aprecian cuando alguien está completamente desnudo. Es el caso de las intervenciones de cirugía íntima, de las que el único espectador a parte del paciente es su compañero o compañera sentimental.

Ya explicábamos la semana pasada en qué consiste la labioplastia o ninfoplastia, hoy hablamos sobre himenoplastia, la cirugía para reconstruir el himen.

Es increíble, pero cierto, una mujer puede volver a un estado similar al que tenía antes de mantener relaciones sexuales por primera vez. Casi es una vuelta al pasado, a la pura virginidad.

La himenoplastia es un procedimiento quirúrgico relativamente sencillo, que se puede realizar bajo anestesia local y que apenas requiere cuidados post-quirúrgicos. Tampoco es necesario que la paciente pernocte en el hospital y casi nunca se presentan complicaciones. Consiste en recrear el himen desde los restos himeneales (que quedan rotos en la primera relación sexual en que existe penetración) o desde la mucosa vaginal. En medio queda una cicatriz, que se abrirá al volver a compartir las sábanas con un amante.

¿Por qué se someten las mujeres a una himenoplastia?

Básicamente, podríamos mencionar dos motivos por los cuales una mujer se somete a una himenoplastia:

  • Culturales, religiosos o ideológicos: Mujeres que pertenecen a culturas que no consienten las relaciones fuera del matrimonio y que han incumplido esa regla, y se ven impulsadas a buscar una solución para ser socialmente aceptadas evitando la vergüenza propia o de sus familias.
  • El más absoluto placer de regalar ese estado a la pareja de la actualidad.

Durante el periodo de recuperación tras una himenoplastia, se puede poner presoterapia y frío local para acelerar la curación, ya que pueden aparecer inflamación o hematomas, y sufrirse alteraciones temporales de la sensibilidad. Las suturas son reabsorbibles, por lo que no hay que retirarlas.

Y tú, ¿has pensado alguna vez en volver a ser virgen?

Entradas Recomendadas

Comentario

Botox sevillaNutrición y dietas personalizadas