En Noticias de Aurea Clinic, Tratamientos Cirugía Estética
Liposucción, postoperatorio y proceso de recuperación
4.9 (98.18%) 11 votos

¿Me dolerá?¿Cuál es el tipo de anestesia?¿Tendré que ausentarme en el trabajo muchos días? ¿Obtendré el resultado esperado? Son muchas las dudas que nos asaltan antes de pasar por quirófano. Te contamos todo el proceso de liposucción.

El pre-preoperatorio, ese antes de la cirugía, es el momento en que los pacientes nos transmiten más dudas, y desde luego es el momento de resolverlas, analizando sinceramente las expectativas con el especialista que nos va a intervenir. Es una etapa del proceso tanto o más importante si cabe que la cirugía en sí. Se deben tener claros todos los beneficios y riesgos potenciales, así como la duración del proceso completo y saber qué resultados podemos alcanzar. El éxito de la operación dependerá en gran medida de la información en esta fase, ya que tener unas expectativas deformadas, o mejor dicho, formadas por las experiencias de otros pacientes volcadas en internet, puede hacer que un buen resultado sea insatisfactorio para un paciente que esperaba un proceso diferente.

¿Cómo me preparo para una liposucción?

Hay que tener en cuenta que cualquier cirugía no es un proceso natural, es una agresión para el organismo. Así que podemos preparar nuestro cuerpo (y nuestra mente) para que el proceso sea mínimamente lesivo, así también aceleramos el proceso de recuperación y con ello conseguiremos mejores resultados más rápidamente.

Algunos consejos:

  • Es conveniente seguir una dieta equilibrada, así como seguir el consejo del especialista para el inicio o la supresión de ciertos medicamentos, vitaminas o suplementos.
  • Acudir a un cirujano plástico, estético y reconstructivo, que es el profesional adecuado para realizar estos procedimientos. Podemos asegurarnos de su especialización comprobando su colegiación en sociedades oficiales como la SECPRE. El primer paso es estar en las manos adecuadas.
  • Transmitirle al especialista nuestras expectativas más sinceras del proceso, en forma y tiempo.
  • Buscar información en diferentes fuentes para conocer todas las alternativas y experiencias de otras personas está bien, pero no debemos olvidar que cada caso es diferente y que nadie mejor que nuestro cirujano plástico va a resolver las dudas que nos surjan.
  • Hay que leer los consentimientos informados, y contemplar la posibilidad de que existan ciertas complicaciones.
  • No fumar. El consumo de tabaco afecta a la coagulación y perjudica el proceso de cicatrización.
  • Realizar ejercicio y mantener un peso saludable y estable antes y después de la cirugía (debemos evitar situaciones como perder peso antes de la cirugía para maximizar los resultados tras la cirugía, es decir, adelgazar para sumarle lo que perderemos en la liposucción).
  • Es muy recomendable preparar la piel para su posterior cicatrización y retracción y favorecer la vascularización de todos los tejidos con sesiones de radiofrecuencia de electroterapia como Indiba Deep Care.

¿Y después de la liposucción?

  • Disponer del tiempo necesario para la recuperación. Con Agualipo no se requiere cesar la actividad laboral, pero pueden ocurrir circunstancias que nos impidan desempeñar nuestro trabajo por unos días, así como molestias, hinchazón o moratones.
  • La anestesia (que será la que el anestesista determine para cada caso según todo el historial clínico) no se expulsa (ni en vómito, ni orina, etc.), la anestesia se metaboliza. Utilizamos anestésicos apropiados para que el paciente se sienta confortable.
  • Hay que tomar estrictamente la medicación indicada por el especialista. Dependerá de la zona y la cantidad liposuccionada, lo más común es la medicación antibiótica y un anticoagulante.
  • No fumar.
  • Continuar con el tipo de dieta indicada por el especialista.
  • Vestir las prendas de compresión (faja, medias de compresión o venda elástica) durante el tiempo indicado por el cirujano plástico. Esto ayudará a la piel a retraerse para adaptarse al nuevo contorno.
  • No vestir ropa ajustada mientras se porte la prenda de compresión, es recomendable usar ropa ancha o suelta.  
  • Durante las 2, 3 primeras semanas es habitual sentir sensación de ardor y pérdida de la sensibilidad en la zona liposuccionada que se irá recuperando poco a poco al mismo tiempo que va desapareciendo la sensación de ardor.   
  • Para los hematomas se pueden utilizar cremas específicas.
  • Está indicado para una rápida y mejor recuperación el uso de electroterapia Indiba Deep Care. Varias sesiones de Indiba son de gran ayuda para preparar la piel para su posterior cicatrización y retracción, así como para mejorar la vascularización del área que se trate. Previene y reduce hematomas y edemas y controla la inflamación. Con Indiba fortalecemos los tejidos y reducimos el dolor y la inflamación.
  • El resultado definitivo de una liposucción se obtiene aproximadamente a los 3 meses de la cirugía.

Ciertas consideraciones a tener en cuenta sobre la liposucción:

La liposucción no es un método de adelgazamiento.

Una liposucción está indicada para eliminar zonas liposdistróficas, acúmulos de grasa casi imposibles de eliminar con otro método alternativo a la liposucción. Es decir, la liposucción permite remodelar el contorno corporal. En ocasiones para ese efecto de remodelación, será necesario combinar la liposucción con un lipofilling, para dar volumen en zonas en las que falta.

Desconfiar de clínicas o doctores que proponen liposucciones de grandes volúmenes (superiores al 10% del peso corporal en una solo sesión sin tratarse de lipedemas u otros trastornos). Una liposucción grande, deberá realizarse en varias sesiones.

Más info: 954 445 113 | Primera consulta gratuita

Entradas Recomendadas

Comentario

Mitos sobre Cirugía Plástica y Estética | Aurea Clinic Sevilla