En Noticias de Aurea Clinic, Tratamientos Cirugía Estética

Los embarazos dejan huellas visibles en nuestro cuerpo, normalmente exceso de piel a la que hay que sumar una distensión en los rectos abdominales: nada que no se pueda solucionar con una dermolipectomía abdominal y reparación de diástasis de rectos, lo que llamamos coloquialmente, una abdominoplastia. Aunque esta cirugía se relaciona con pacientes que han pasado por grandes aumentos o pérdidas de peso, también está destinada a mujeres que tras uno o varios embarazos sufren secuelas como la barriga “descolgada” o abultada con un abdomen poco o nada firme y el ombligo desplazado de su posición original.

Secuelas visibles tras uno o varios embarazos

Vientre abultado, piel colgante y pérdida de tono y firmeza del abdomen (y sobre todo: la imposibilidad de revertir ese estado ni con dieta ni ejercicio) son algunos de los rasgos más característicos que padecen muchas mujeres tras uno o varios embarazos. Volver a tener un vientre plano o intentar recuperar la figura anterior a los embarazos, resulta complicado o casi imposible a pesar de realizar dieta y/o ejercicio intenso. Cuando nuestro cuerpo no responde a esos esfuerzos es por que seguramente la solución tenga que pasar por la mesa de operaciones: existe indicación para cirugía de abdominoplastia y/o reparación de la diástasis de rectos.

Nuestros abdominales están formados por dos filas verticales de músculos que se unen por una estructura tendinosa que recorren de manera descendente la línea media del abdomen. Durante el embarazo el abdomen va creciendo, la línea alba se expande y se genera una separación de los músculos abdominales (diástasis de rectos).
Esto hace que la piel se estire y los músculos abdominales vayan perdiendo su tono y firmeza, para dejar espacio al desarrollo del bebé. Si el estado previo de nuestra musculatura era bueno, cuando hayamos dado a luz los músculos volverán poco a poco a su posición natural. Pero si nuestra musculatura no era lo suficientemente fuerte o la distensión ha sido muy grande, la diástasis no remitirá del todo y el vientre quedará “suelto”, transformando drásticamente la figura de la mamá para siempre.
En este momento, los ejercicios físicos abdominales agresivos son contraproducentes. De hecho, tan solo conseguirán agravar la diástasis. Podemos recurrir a tratamientos como la radiofrecuencia Indiba Deep Care para intentar acortar la distensión entre los músculos y recuperar algo de firmeza. Pero, para volver al estado original del abdomen antes de la gestación solo nos queda la opción de someternos a una cirugía de abdominoplastia

¿Cuánto tiempo hay que esperar tras dar a luz para realizarnos una abdominoplastia?

El tiempo a transcurrir tras un embarazo para poder someternos a una cirugía de abdominoplastia depende de cada caso y del nivel de afectación y secuelas que presente la paciente, pero en general, pasado un año ya se puede realizar una abdominoplastia y en caso de ser necesario también corregir los músculos abdominales separados por la diástasis de rectos. En función de la patología resultante de un embarazo, será necesaria una abdominoplastia o mini abdominoplastia. Su diferencia radica principalmente en la cantidad de piel y grasa a eliminar, siendo mayor en la abdominoplastia. Además, si la paciente también cuenta con depósitos de grasa en el abdomen o incluso en los flancos (laterales del torso a la altura de la cintura), la cirugía de dermolipectomía abdominal se puede combinar con una liposucción o lipoescultura Agualipo.

Mommy makeover: cirugías combinadas para reparar las secuelas del embarazo

Se llama mommy makeover a la combinación de dos o más procedimientos quirúrgicos al mismo tiempo, y que tienen una finalidad común: reparar las secuelas estéticas que padece el cuerpo de una mujer tras uno o varios embarazos. Normalmente, las áreas en las que se concentra el mommy makeover son el abdomen (abdominoplastia, liposucción, etc.) y el pecho (aumento de pecho con prótesis y/o mediante lipofilling, elevación o reducción). El uso de prótesis mamarias o de relleno con grasa propia de la paciente queda a la elección de la paciente en función de los resultados que le gustaría conseguir, siempre y bajo el beneplácito de un especialista en cirugía plástica, estética y reparadora.

Abdominoplastia para mejorar las secuelas del embarazo en Sevilla

Si quieres conseguir mejoría en tu contorno corporal y recuperar la firmeza abdominal de manera definitiva tras tu embarazo, y después de probar los métodos naturales a tu alcance (dieta, ejercicio), no consigues los resultados que deseas, puede que tengas diástasis de rectos abdominales y la única solución sea la cirugía de abdominoplastia. Realiza nuestra valoración online gratuita y la Dra Ana Martínez Padilla estudiará personalmente tu caso para determinar si eres buen candidato/a a una abdominoplastia y cuáles son las mejores opciones quirúrgicas para reparar las secuelas de un embarazo.

Entradas Recomendadas
Cualidades de cirujano plástico estético y reparadorAurea Clinic apoya un año más a AMAMA en la lucha contra el cáncer de mama