En Actualidad, Dra Martinez Padilla, Noticias de Aurea Clinic, Tratamientos, Tratamientos Medicina Estética

Cuando empiezan a notarse los efectos de la gravedad y el inexorable paso del tiempo en nuestro rostro, cobran tremenda importancia los tratamientos de rejuvenecimiento facial. Además, estos tratamientos no sólo tienen un efecto activo y directo sobre los signos del envejecimiento, sino que también son un gran apoyo para equilibrar la piel cuando se realiza una cirugía facial (por ejemplo, un lifting facial) para devolver al rostro del paciente una apariencia más juvenil.

¿Qué se puede hacer para retrasar el envejecimiento?

Lo que en la juventud nunca es una preocupación, cuando cruzamos la barrera de los 40 empieza a ser la clave de nuestra autoestima: se acentúan las arrugas de expresión, que de ser dinámicas pasan a ser estáticas; aparecen manchas, aumenta la flacidez, se pierde volumen etc. Llegados a este punto, es normal que tanto hombres como mujeres se informen detenidamente sobre los beneficios que los tratamientos de rejuvenecimiento facial pueden aportarles para retrasar o corregir los temidos síntomas del envejecimiento.

Si bien es cierto que no se puede evitar, el proceso de envejecimiento se puede frenar y sus antiestéticos signos se pueden paliar, sin enseñar retoques artificiales ni modificar nuestra expresión. Existen una multitud de tratamientos que nos van a permitir devolver parte de nuestra perdida juventud al rostro. Eso sí, no todos son iguales ni todos sirven para lo mismo.

Voluminizadores y antiarrugas

Los rellenos faciales con ácido hialurónico están muy extendidos y cada vez más pacientes de toda clase y condición se acercan a nuestra clínica para comprobar de primera mano sus sorprendentes efectos. Aportan un volumen y/o proyección moderadas y con una apariencia muy natural. Aunque no se le pueden encontrar apenas contraindicaciones, su principal desventaja podría ser su carácter temporal, que le hace requerir retoques anuales para mantener sus efectos.

Otras técnicas de relleno, como el lipofilling facial o relleno con grasa autóloga, están ganando terreno a los rellenos más ‘tradicionales’. Además de que sus efectos son permanentes, no existe posibilidad de rechazo y sus resultados son totalmente naturales, tienen la ventaja de que mejoran la calidad de la piel gracias a las células madre presentes en la grasa. Por este motivo, es muy aconsejable su utilización para aportar volumen complementario en pacientes que se hayan realizado cirugías faciales tipo lifting. Sin embargo, es común que tras los procedimientos de lipofilling existan algunos hematomas e inflamación durante los primeros días, motivo por el que algunos pacientes tienen que esperar a contar con algunas jornadas de vacaciones para realizarselo.

Tampoco podemos olvidar la utilización de la toxina botulínica, o botox en las arrugas de expresión causadas por el movimiento contínuo de los músculos faciales a lo largo de los años. Con el botox se pueden atenuar y evitar su progresión. Hay que destacar que la toxina botulínica como tratamiento de rejuvenecimiento facial sólo se aplica en las arrugas del tercio superior, es decir, las del entrecejo, patas de gallo y las arrugas horizontales de la frente.

¿Existe el lifting sin cirugía?

Una técnica también relativamente novedosa y con muy buenos resultados como tratamiento de rejuvenecimiento facial, es la colocación de hilos APTOS. El tratamiento consiste en la inserción subcutánea en el cuello y el tercio inferior del rostro de unos finos hilos de biopolímero que poseen pequeños nudos, conos o micro espículas. Éstas consiguen que el hilo, una vez insertado, sólo pueda avanzar y no retroceder, aportando tensión a las zonas del rostro que el cirujano estime conveniente para otorgar una apariencia más juvenil al paciente. La duración de este tratamiento oscila entre 6 y 18 meses según el tipo de hilos insertados, obteniendo los resultados definitivos a los 3 meses de su aplicación.

Tratamientos con Aparatología Médica

Tecnologías con aparatología médica de vanguardia como la electroterapia INDIBA o el lipolàser VERJÚ, son ampliamente utilizadas por sus aplicaciones para perder peso y eliminar la celulitis. Sin embargo, también es útil utilizar este tipo de tecnologías mínimamente invasivas en tratamientos de rejuvenecimiento facial. En especial la electroterapia INDIBA DEEP CARE, por su gran rendimiento en el tratamiento de inflamaciones, dolores, debilidad capilar, cicatrices y efectos del envejecimiento. Con estos tratamientos conseguimos una piel más sana, de mejor calidad, con más luminosidad y elasticidad y más preparada para regenerarse por sí misma con más facilidad.

Otros tratamientos de rejuvenecimiento facial

Existen otros métodos no quirúrgicos con utilidad como tratamientos de rejuvenecimiento facial. Es el caso del tratamiento facial con Dermapen, que induce la capacidad natural del organismo de reparar la piel como consecuencia de una lesión, para conseguir posteriormente efectos que mejoran visiblemente los defectos de nuestra piel. Es un proceso de curación natural que restaura el colágeno y  la elastina y así nos ayuda a rejuvenecer la piel, logrando una dermis más firme y suave.

También son muy útiles para retrasar el envejecimiento en el rostro las mesoterapias faciales. Se basan en la infiltración de complejos multivitamínicos con ácido hialurónico, aminoácidos y otros nutrientes esenciales que consiguen darle a la piel un impresionante efecto flash y frenar temporalmente los efectos de la edad.

Tratamientos de Rejuvenecimiento facial en Sevilla

Ahora que conoces algunos de los más utilizados tratamientos de rejuvenecimiento facial que existen, ¿te animas a probarlos tú mismo/a? Pide cita para consulta con nuestra especialista en Medicina Estética y ella te asesorará acerca de qué tratamientos ofrecen los resultados más óptimos para tu caso. Frenar los efectos del envejecimiento y volver a sentirte bien con tu rostro es posible en Aurea Clinic. ¡Adelante, descubre tu mejor yo!

Entradas Recomendadas
Cirugia De Parpados en Sevilla Nueva Normalidadindiba deep care, reuvenecimiento vaginal con electroterapia